YoutubeLos diez momentos más bizarros de Esperanza Aguirre hasta su (tercera) dimisión

Por

"Me siento engañada y traicionada". Éstas han sido las palabras de Esperanza Aguirre al anunciar su dimisión, en la rueda de prensa que ha dado a las cinco de la tarde de este lunes. Pero la ahora exportavoz municipal del PP en Madrid nos ha dado momentos muy extravagantes. Aquí hacemos una recopilación de algunos de ellos.

"A la política hay que venir llorados de casa"

El último ha sido cuando se echó a llorar delante de los periodistas al ser preguntada por Ignacio González en el marco de la 'Operación Lezo'. Aguirre se echó a llorar, derrumbándose ante las cámaras, y volvió a salir a la luz su frase que le espetó a Manuela Carmena: "A la política hay que venir llorados de casa".

Su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid

Y no ha sido el único llanto. En 2012 presentaba su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid, y no había terminado su primera frase cuando la voz se le puso temblorosa.

"Dimito porque la gente quiere gestos"

Tampoco fue la única dimisión. "Está lloviendo sobre una inundación", afirmaba Esperanza Aguirre acerca de los casos de corrupción y aseguraba que era la razón por la que dimitía de su cargo de presidenta en el Partido Popular, en febrero de 2016.

Cuando midió la "Carmena Vía"

Cuando Manuela Carmena planteó en diciembre de 2016 ampliar la calle para los viandantes de Gran Vía, Aguirre no dudó por un segundo en comprobar por ella misma la longitud la calle madrileña. "Nueve pasos, más que Oxford Street", aseguró.

"LaSexta es claramente el programa de 'Aló, Pablo'. Deberíais darme uno de 'Aló, Espe'"

Esta frase le espetaba al periodista Jordi Évole en su entrevista en Salvados.

Cuando se dio a la fuga tras arrollar la moto de un agente de movilidad

La exportavoz del Partido Popular aseguró que sólo querían una foto de ella siendo multada.

"Habría que matarlos"

Directa y contundente. Así espetó esta frase Esperanza Aguirre, refiriéndose a los arquitectos de la Comunidad de Madrid, tras tachar de "feo" el edificio que le estaban mostrando.

Cuando discutió con los bomberos

En febrero de 2011 Esperanza Aguirre calificaba de "escándalo" que los funcionarios trabajasen "un día de cada seis".

…y con una señora jubilada

Cuando una mujer le echó en cara que "destrozara la escuela y la sanidad públicas".

Los recortes y "mamandurrias" de Aguirre

Así explicaba Aguirre la "durísima" situación de España, por lo que los ciudadanos deberían aguantar los recortes.

Más de Tremending