EmpleoLa última perversión del trabajo precario o cómo personas ‘sin papeles’ acaban repartiendo para Glovo

Por

"Sé tu propio jefe. Flexibilidad de horarios, ingresos competitivos y la oportunidad de conocer tu ciudad repartiendo al aire libre. Apúntate y en menos de 24h colabora con nosotros".

Varios artículos y declaraciones han mostrado que estas palabras de Glovo ocultan otro tipo de realidad, pero no fue hasta el pasado sábado cuando estalló la polémica tras la muerte de un repartidor en Barcelona. El joven de 23 años falleció al arrollarle un camión mientras trabajaba.

La polémica no sólo se encuentra en las bajas medidas de seguridad, sino en el sistema en sí, ya que es de sobra conocido que las cuentas de Glovo son alquiladas a migrantes sin papeles o personas con necesidades económicas.

Este fue el caso de Pujan, un joven procedente de Nepal que llevaba en Barcelona tan solo unos meses y que al no tener papeles tuvo que aceptar esta opción.

El periodista Iván Gutiérrez ha compartido un hilo en Twitter explicando cómo este tipo de empresas sirven de subterfugio para personas sin papeles.

Más de Tremending