Diario Público
Diario Público

Censura parental “Pin medieval“, “pin carcamal”, “pin neandertal”: los tuiteros tunean el término de las derechas para la censura parental

"Pin parental", así llaman las derechas a la censura parental que tratan de impulsar: la obligación de que los centros educativos pidan autorización a los padres para las charlas, talleres y actividades complementarias, para que estos puedan censurarlas si son contrarias a su ideología. Los padres podrían vetar la educación sexual, por ejemplo.

La campaña fue impulsada por grupos ultracatólicos, exigida por Vox y apoyada por el Partido Popular, que la ha puesto en marcha en Murcia. El Gobierno ha dado un mes al Ejecutivo murciano para retirar la medida antes de acudir a los tribunales.

La adopción del término "pin parental" no es una cuestión baladí. El nombre viene de una opción que ofrecen plataformas de televisión para que los padres puedan bloquear el acceso de sus hijos a determinados contenidos. Su conocimiento extendido, unido a la modernidad de la palabra y a su buena aceptación ha hecho que haya sido adoptado por la derecha y la ultraderecha para tratar de evitar que se relacione con la censura.

Ahora los tuiteros han cogido ese término lo han tuneado cachondeándose de él:

Lo último en Tremending

En este artículo