Una cajera de Cartagena responde a los vecinos que le pedían que buscara otra casa por la covid-19: "En vez de tanto aplauso a las 20:00, más empatía"

Por

Aplausos a las ocho e insolidarios el resto el día. Ese es el panorama que algunos trabajadores que se encuentra en primera línea en la lucha contra la covid-19 sufren al volver a sus casas, donde sus vecinos los consideran un riesgo. Es el caso de Miriam Armero, cajera en Cartagena, que ha hecho pública la carta que alguien de su bloque le ha escrito de forma anónima para que, "por el bien de todos", abandone su vivienda.

De hecho, Armero explica que el folio con la petición vecinal, en el que dicen que no quieren "más riesgos", llegó a ella por debajo de la puerta y el primero en leerla fue su hijo de apenas 10 años. "Me parece un poco cobarde que la coja mi hijo con 10 años, la lea y que se tenga que poner a llorar pensando en que nos van a echar de la casa porque su madre trabaja en un supermercado", afirma visiblemente enfadada en un vídeo publicado en su propio Facebook.

Pero esta "muy orgullosa" cajera no ha querido dejar pasar la oportunidad para responder a esta lamentable petición de sus vecinos dado que, como afirma en el vídeo, trabajadoras como ella están "ayudando a muchas personas" pese al riesgo que supone su trabajo. Por eso, Armero ha colocado en la entrada del edificio la respuesta para los "valientes" que de forma anónima le pedían que se fuera de su hogar, en el que les recuerda que gracias a trabajadores de supermercado como ella "vosotros podéis comer".

"No tenéis que venir a dando lecciones de limpieza cuando soy la primera que llega a casa y no puedo darle un beso a mis hijos hasta que me he limpiado y desinfectado", ha aseverado Armero. "La próxima vez, en vez de tanto aplauso a las 20h. tened un poco más de empatía por las personas que tenemos que trabajar y tenemos familia", ha añadido. Además, pide a los autores de la nota que la próxima vez den la cara para responderles "personalmente".

Más de Tremending