Diario Público
Diario Público

Medios y redes hicieron pública la ubicación de Iglesias y Montero durante sus vacaciones y detonaron el acoso a la familia

Pablo Iglesias e Irene Montero decidieron poner fin de forma abrupta a sus vacaciones este lunes después de que diversos medios de comunicación y usuarios de redes sociales indicaran su paradero y sufrieran el acoso por parte de la extrema derecha.

El primero en dar pistas sobre el destino que la ministra de Igualdad y del vicepresidente del Gobierno habían elegido para descansar unos días con sus hijos fue un medio de comunicación local. El diario El Comercio publicaba el pasado día 15 de agosto una brevísima nota desvelando que la pareja había elegido "un pequeño pueblo del concejo de Lena para descansar unos días junto a sus hijas".

Esa misma tarde, una usuaria de Twitter publicaba en su red detalles más precisos sobre el paradero de la pareja. En un tuit que posteriormente borró, el perfil de @_soledad_R escribió: "En estos momentos nuestro 'vice' Pablo Iglesias y familia en mi pueblo. Mientras la mayoría de los españoles sin vacaciones y en la miseria. Os dejo la ubicación por si queréis pasar a saludarlo: Felgueras 33637 Asturias", añadiendo una ubicación de Google del pueblo.

Posteriormente esta usuaria borraría su cuenta en esta red social ante la reacción despertada por un gran número de usuarios denunciando su mensaje.

Al día siguiente, el sábado 16, El Comercio volvió a hacer una pieza breve, ahora contando la ubicación del pueblo y breves historias de los vecinos en su relación con los políticos. Entre ellos recogía el testimonio de la dueña del restaurante Casa María, que les sirvió la comida a la familia ese mismo día y testimonio de alguno de los lugareños.

Diversos medios aprovecharon la coyuntura para publicar y titular noticias retorcidas o distorsionadas. No sólo en los titulares, sino también en las fotografías que buscaron para ilustrar la información. Por ejemplo, La Nueva España titulaba en la noche del 15 al 16 de agosto: "Iglesias y Montero, libres de mascarilla" para hacer una crónica de las vacaciones de la pareja en Asturias. En la foto que acompaña el texto se ve a Iglesias y a Montero sonrientes en un espacio público sin mascarillas. El pie de foto afirma que se trata de una foto de archivo, pero no indica que es previa a la pandemia de coronavirus. De hecho, la foto que justifica el titular fue publicada por primera vez en junio de 2019 por El Economista.

Otros medios se refieren a las vacaciones de los dos políticos en Asturias como una huida. Así lo hace el ultraderechista EsDiario en un titular del domingo 16 de agosto:"Iglesias y Montero huyen del último escándalo de Podemos ocultándose en Asturias". Otro clásico en titulares escandalosos, OKdiario, también utilizó las vacaciones de la familia para incidir en la idea de la huida. En un titular publicado en la mañana del día 16 afirma "Iglesias y Montero de vacaciones en Asturias en la casa del líder del PCE en plena crisis por la ‘caja B" y un día más tarde, cuando la pareja decidió poner fin a sus vacaciones, vuelve a la carga con "Iglesias y Montero abandonan su ‘refugio’ asturiano tras descubrirse su escondite veraniego."

Lo que ocurrió entre la mañana del día 15 de agosto, cuando la noticia de que se encontraban en Asturias comenzó a divulgarse, y el lunes 17, cuando la pareja decidió poner fin a sus vacaciones, fue un acoso constante e insostenible. El mismo sábado en que comenzó a circular la noticia, la carretera que lleva al pueblo apareció con pintadas de "Coletas rata", pintadas en el pueblo y acoso a la casa y la localidad. Casi nada se quedó libre de esta presión. Incluso los dueños del restaurante Casa María, el único en la pequeña localidad, que había llevado la comida a la familia el sábado 15, se vieron acosados. Hasta tal punto que sus dueños pusieron una nota en su cuenta de Facebook. La nota dice: "Ante determinados comentarios ofensivos vertidos sobre nuestro restaurante, relacionados con la estancia de un político y su familia en nuestro pueblo, nos gustaría aclarar que (...) sigue estando abierto para absolutamente todo el mundo y que nuestra casa se desvincula totalmente de cualquier inclinación ideológica, siendo el respeto y la educación lo único que prima entre nosotros".

Diversos vecinos y personalidades del pueblo han mostrado su rechazo ante este tipo de actuaciones y más de un vecino ha manifestado en medios de comunicación la sensación de vergüenza que siente ante este tipo de hechos.

Pablo Iglesias e Irene Montero sufren desde hace meses un acoso constante a las puertas de su vivienda habitual en Galapagar. Las presiones de la ultraderecha para intentar desprestigiar a la pareja de políticos y las presiones para que Podemos salga del Gobierno no han dejado de ir a más en los últimos meses.

Lo último en Tremending