Diario Público
Diario Público

"Hoy he abierto el armario de la cocina y había 376 okupas dentro": la avalancha de noticias sobre ocupaciones y la desinformación

Si usted ha visto de forma regular ciertos informativos de televisión o ha leído determinados periódicos durante este verano lo más probable es que esté acongojado ante la situación de que se vaya a por el pan y al regresar unos ocupas hayan entrado en su vivienda y ya la habrá perdido para siempre.

Si acaso podría salvarle una maravillosa alarma de una magnífica compañía de esas que se anuncian un rato más tarde en la misma tele, o unos amables forzudos de esos con tatuajes.

Cuando vaya a denunciarlo, además, aparecerá Pablo Iglesias riéndose de usted. Porque Iglesias está a tope con los ocupas, como puede verse en la prensa:

Esa es más o menos la conclusión que uno puede sacar al ver que en cada informativo aparece una noticia o un reportaje de algún caso, casi nunca explicado a fondo, como si fuera uno de los principales problemas de los ciudadanos. Porque una de las clásicas formas de desinformar consiste en exagerar unas noticias y minimizar otras:

Los 'okupas' a diario en la tele.

Recordemos, por poner contexto, que ya en julio PP y Ciudadanos empezaron con este asunto al presentar en el Congreso una ley para agilizar el desalojo de viviendas ocupadas y endurecer las penas. La ultraderecha también se ha agarrado a este tema, aprovechando para vender su discurso xenófobo.

Y es que el miedo da votos, ya lo hemos visto en otras ocasiones, por ejemplo con la prisión permanente revisable.

Volviendo a las noticias sobre ocupas, basta con fijarse un poco para darse cuenta de que habitualmente no explican el detalle de la situación que muestran o directamente dan por buena una de las versiones. En ocasiones, en realidad se trata de un conflicto entre un arrendador y un arrendatario, pero aún así lo tratan informativamente como una ocupación. En la mayoría de los casos se quedan en lo alarmante del asunto y el espectador acaba asustado sin saber muy bien de qué. O explican casos aislados como si fuese la norma. Curiosamente, uno puede obtener mejor información en Twitter que en esos programas. Un pequeño ejemplo:

Otra cosa, tampoco existe eso del plazo de 48 horas pasado el cual la policía ya no puede echar a los ocupas. Simplemente es un bulo, pese a que las teles lo repitan a diario:

Ante la oleada de 'noticias' y reportajes alarmantes sobre ocupas que desinforman a la población, los tuiteros han querido decir algo:

En este artículo