Diario Público
Diario Público

"Ana Rosa Quintana está en plena campaña y va con el lado bueno de la historia": los tuiteros acusan a la presentadora de blanquear a Vox

Ya estaba tardando Ana Rosa Quintana en volver a ser carne de Tremending, pero este fin de semana la presentadora ha vuelto a encender a buena parte de la legión tuitera tras retuitear una publicación de Vox en la red social en la que el partido de ultraderecha se quejaba con un tono apocalíptico y un lenguaje que recuerda a épocas pasadas de que "mientras los españoles no pueden visitar a sus familiares, se permite la entrada de turistas y de inmigrantes ilegales. Gobierno y Comunidades usan el estado de alarma para mantener sumisos a los nacionales. Españoles encerrados, extranjeros disfrutando". Este es el tuit en cuestión:

Ana Rosa Quintana puede retuitear a quien quiera, claro, y también ser muy y mucho de derechas, faltaría más, pero es muy ilustrativo que elija el tuit de Vox, sobre todo cuando había otros muchos para elegir con un mensaje similar pero sin ese tono inflamado y sin mencionar a los "inmigrantes ilegales", que una cosa son éstos y otra los turistas extranjeros, franceses fundamentalmente, que vienen a Madrid con el dinero por delante para beberse todo lo que no pueden beber en París básicamente porque allí a las seis de la tarde está todo cerrado. Tuits quejándose de ello hay a porrillo, pero Ana Rosa Quintana retuitea a Vox. Como bien le ha recordado, Juan Carlos Monedero, colaborador del Programa de Ana Rosa, podría haber elegido a otros para mostrar su descontento: "¡Ana Rosa! ¡No tuitees a VOX que tu musa es más amplia! ¿No ves que todos los caminos de Abascal conducen a la misma Roma? ¡No le des la razón a Pablo Iglesias! ¡Los medios deben ser neutrales! Como sabes que te quiero, te asesoro en lo que necesites".

No sabemos si el retuit de Ana Rosa implica aceptación, que hay mucho tuiteros que así lo advierten en su perfil, pero no es esta la primera vez que la presentadora muestra cierta complicidad con Vox. En noviembre de 2019, en plena campaña electoral por las elecciones generales, dijo en su programa: "Los periodistas tal vez nos equivocamos. Los de Vox ni son franquistas ni son fascistas". Hay más casos: el pasado 8 de febrero dejó que uno de sus colaboradores más apreciados, Eduardo Inda, dijera con su anuencia que "fascismo es el que ataca a Vox". Eso y alguna que otra entrevista amable de Ana Rosa a Santiago Abascal han hecho que la presentadora se haya ganado a pulso que blanquea a Vox.

En ese sentido, Pablo Echenique, secretario de Programas de Podemos, ha opinado sobre el retuit de Ana Rosa y ha resumido muy bien ese presunto blanqueamiento de la ultraderecha por parte de una de las periodistas más conocidas del país: "¡Caretas fuera!", dice el dirigente de Podemos.

En fin, que quizás no iba muy desencaminado nuestro admirado Gerardo TC cuando el pasado viernes, ante incluso de que Ana Rosa Quintana retuiteara a Vox, en una charla en CTXT hizo una afirmación casi visionaria pese a la broma: "Salvo que Ana Rosa Quintana diga que se presenta por Vox, que podría ser, no se esperan más sorpresas".

Por cierto, que Ana Rosa respondió a Gerardo TC negando la mayor.

Lo más curioso del asunto es que esto lo dice Ana Rosa el sábado y el domingo retuitea a Vox. También el mismo domingo lamentó la muerte de una niña de dos años que murió antes de llegar a Canarias en patera y pidió "un trato digno para los inmigrantes". Este el tuit:

¿En qué quedamos? En fin, que cada uno juzgue por sí mismo. pero buena parte de la legión tuitera ya ha emitido su veredicto sobre la periodista: la acusan de hipócrita. "Dime a quién retuiteas y te diré quién eres", dice el refranero tuitero, pero en el caso de Ana Rosa Quintana es difícil saberlo.

En este artículo