/ Cultura

Imagen promocional de 'Grasa', el nuevo disco de Nathy Peluso.
Imagen promocional de 'Grasa', el nuevo disco de Nathy Peluso.

‘Grasa’, el nuevo disco de Nathy Peluso con el que la argentina vuelve a coronarse

La artista latina ha revolucionado el mercado musical con la llegada de su tercer álbum de estudio, en el que se atreve, una vez más, a fusionar géneros musicales.

Laura Cuesta

Nathy Peluso ha pasado de ganar 50 euros por 5 horas de show en sus inicios a convertirse en una de las artistas femeninas clave de la industria musical. Ya lo dijo en su primera visita a La Resistencia: “La gorda está triunfando, mami”. La frase quedó para el recuerdo entre sus fans y es una de las muchas de la Argentina que podrían enmarcarse. La de Luján ahora vuelve a ser tendencia tras el lanzamiento de su nuevo disco Grasa.

Tras su segundo álbum de estudio, Calambre, que le valió para obtener sus primeras nominaciones a los premios Grammy Latino, Peluso vuelve con un disco conceptual de 16 canciones bajo la firma de Sony Music España. Grasa llega casi cuatro años después de ese desembarco a lo grande en la industria musical. 

Lejos de estar parada en todo este tiempo, la artista ha lanzado varios sencillos a lo largo de estos años. Ateo, su colaboración con C.Tangana, acumula más de 204 millones de reproducciones en Spotify. Su versión de Vivir así es morir de amor supera las 100 millones de escuchas.

Con sus nuevas canciones en el aire, Peluso ha vuelto a coronarse como una de las artistas más completas del panorama actual. Su habilidad para fusionar géneros musicales, escribir letras memorables y codearse con colaboradores de éxito en Grasa demuestran una vez más su creatividad y versatilidad.

Fusión con una banda de Semana Santa

Si por algo destacan los 16 temas que componen el nuevo álbum es por la fusión de géneros. En Grasa, Peluso mezcla a la perfección elementos de rap, salsa, soul y melodías acústicas. La de Argentina, de hecho, se atreve hasta con una marcha de Semana Santa.

De la misma manera que Saiko se alió con la banda Tres Caídas de Triana o Pucho con la Rosario de Cádiz, Peluso ha trabajado codo con codo con la Vera Cruz de Los Palacios. En su tema Aprender a amar, la artista mezcla la música típica cofrade, con cornetas y tambores, con el flow más urbano que está triunfando en el mercado musical. La música de esta banda sevillana le va como anillo al dedo al tema de la argentina. 

Colaboraciones de oro

Grasa también destaca por sus colaboraciones, desde Duki (Manhattan), Ca7riel & Paco Amoroso (Todo roto) y Lua de Santana (Menina), hasta un interludio protagonizado por C. Tangana (No les creo nada). También sorprende ver a Blood Orange en la tracklist, que participa en el tema El día que perdí mi juventud. Sin embargo, en el álbum la cantante no necesita a nadie más para brillar.

Letras y visuales para enmarcar 

En las letras del disco, Peluso vuelve a hacer referencia a su poder y autoridad, hablando de sus haters y de los obstáculos que debe superar cada día. “No apostaban y clasifiqué / Me girabas cuando te llamaba, ¿y ahora qué? / Me dieron la nave y la derrapé / Me gané un Grammy con el R-A-P”. También habla del peso de la fama. “Me tomé siete pastillas para ir a dormir / Todo el mundo dice: Nathy, ¿qué te pasa? / Cara de resaca y tengo que salir / Con los paparazzis en la puerta de mi casa”.

Sin embargo, el mensaje más importante para Nathy es la importancia de quererse a uno mismo. Así lo explicó en una entrevista para Billboard: “Hay un mensaje muy importante en el disco que es el de aprender a amarse, que es algo que todos nos merecemos, porque al final una tiene que ser su mejor amiga y tiene que ser su mejor compañera, y una tiene que sacarse de lo malo y llevarse a lo bueno. Para eso hay que ser valiente, hay que enfrentarse a cosas que son muy difíciles y que hay veces que uno no encuentra la fuerza”. 

La publicación de Grasa ha llegado acompañada de un vídeo temático para cada canción, lo que hace de este proyecto el más teatral y visual de la artista hasta la fecha. La artista reveló que los 15 visuales del álbum se grabaron en apenas tres días gracias a un equipo comprometido y con buena energía.

Las alabanzas de la crítica

En una entrevista para El País, Peluso reconoció haber desechado el disco en el que había estado trabajando previamente a Grasa. “No me podía permitir hacer algo que no me emocionara, por eso maté el disco anterior y no dejé que saliera, porque no estaba sintiendo lo que tenía que sentir. No estaba tocando el cielo”, explicó al diario. 

No podemos saber qué habría pasado con este otro disco, pero lo que sí sabemos es que Grasa sigue acumulando reproducciones en las plataformas y recibiendo buenas críticas. Del álbum han hablado ya en revistas prestigiosas como Billboard o la Rolling Stone

Quizá una de las críticas que más ha llamado la atención ha sido la del periódico británico The Guardian, que le ha otorgado 4 de 5 estrellas, destacando la vitalidad y ambición de Peluso. “En el panorama multilingüe del pop, resulta curioso que Nathy Peluso no sea un nombre muy conocido. Enorme en Argentina y España, su álbum debut Calambre obtuvo una nominación al Grammy por su mezcla de neo-soul, trap latino y hip-hop de los noventa. Sus presentaciones en vivo rivalizan con Rosalía, y tiene la estética amigable con Instagram de Dua Lipa. El éxito global debería ser una obviedad”.