El románico hechiza por su carácter sobrio y tenaz, pero también por la atmósfera misteriosa que lo rodea. No en vano se trata del estilo artístico que triunfó en la transición entre la Alta y la Baja Edad Media. Penetrando en España por el norte con decisivas influencias francesas e italianas, el Camino de Santiago y la Reconquista fueron elementos de suma importancia en la difusión del románico. Y pese a que se trata de un estilo eminentemente rural, en esta ocasión queremos acercarnos a cinco ciudades para disfrutar del románico español.  

1Zamora 

Ciudades para disfrutar del románico español
Ciudades para disfrutar del románico español. Cimborrio de la Catedral de Zamora. Fuente: Wikipedia

Considerada la capital del románico español, nuestra ruta por el románico peninsular debe empezar en Zamora. Nada menos que 22 iglesias románicas están censadas en la capital provincial, comenzando por su Catedral, una de las obras cimeras del románico español. Con una sencilla planta de cruz latina con tres naves en cuatro tramos, destaca el cimborrio que corona el transepto: una cúpula gallonada ornamentada con torrecillas cilíndricas y frontispicios triangulares.

Por su parte, la Puerta del Obispo abierta en el brazo sur del transepto, presenta influencia del maestro Mateo de la Catedral de Santiago siendo una de las portadas más significativas del románico español. 

Tras dejar la catedral seguimos nuestro recorrido por el casco histórico a través del Portillo de la Traición para deleitarnos con esa colección de templos que configuran la ruta del románico de Zamora capital. Entre ellas, joyas como la iglesia de San Pedro y San Ildefonso, la de San Claudio de Olivares, la de Santiago de los Caballeros —donde cuentan fue armado caballero el Cid Campeador—, la iglesia de La Magdalena o la de San Cipriano, sin olvidarnos de otros monumentos como la Puerta de Doña Urraca, las Aceñas de Olivares o la propia Casa del Cid

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.