Huelva es un edén para el buen vivir. De norte a sur ofrece todo lo que el viajero puede desear: pueblos pintorescos, naturaleza sugestiva, interesantes propuestas culturales y playas únicas.

Y todo ello acompañado de una de las gastronomías más exuberantes del país, con el jamón ibérico como uno de sus atractivos más internacionales. Acompáñanos en este viaje para descubrir los secretos mejor guardados de una de las provincias más encantadoras de España. 

Comenzamos nuestro recorrido al norte, en la Sierra de Aracena, famosa por la cría de cerdos en montanera que tiene como resultado su celebérrimo jamón ibérico. Pero antes de atiborrarnos de jamón, visitemos una de las joyas del norte de la provincia: la Gruta de las Maravillas en la localidad que toma el nombre de la sierra.

Abierta al público desde hace más de un siglo, es una gozada para grandes y pequeños: cueva de más de 2.000 metros de longitud, divididos en dos niveles, con impactantes lagos subterráneos y estalactitas, estalagmitas y otras curiosas formaciones calcáreas.  

Gruta de las Maravillas
Fuente: Wikipedia

Para los que les guste la historia, en esta zona de Huelva se produjeron diversas escaramuzas con los portugueses en el Medievo lo que obligó a la construcción de numerosos castillos y fortalezas conocidos como la Banda Gallega por la repoblación de gentes venidas del norte, especialmente de Galicia y León. Así mismo, tampoco debemos perdernos una de las construcciones más coquetas del norte onubense: la mezquita y fortaleza situadas en lo alto de Almonaster la Real. Se trata de lo mejor de la arquitectura islámica en Huelva. 

cortegana
Fuente: Wikipedia

En Cortegana también saben mucho de fortalezas medievales: su castillo corona el monte que domina uno de los pueblos más bellos de la provincia. ¿Que Jabugo está a dos pasos? Pues adelante: ha llegado el momento de conocer el pueblo que da nombre al jamón más famoso de España.  

De camino al sur nos encontramos con otro de los símbolos de Huelva: Río Tinto. Nada menos que 5.000 años de tradición minera que ilustran la historia de esta tierra. Para no perderse tanto el Museo que hace un recorrido cronológico por todas las vicisitudes de la extracción de minerales en la zona, como Corta Atalaya, el inmenso cráter de 1.200 metros de diámetro y 345 metros de profundidad en el que llegaron a trabajar hasta 12.000 empleados en una de las explotaciones mineras más avanzadas tecnológicamente de su tiempo. 

Río Tinto
Fuente: Wikipedia

Por cierto, dicen que en torno a 1870 se dieron las primeras patadas a un balón en Río Tinto. Los británicos que controlaban la explotación se divertían en sus ratos libres jugando a football. Todo encaja: no hay que olvidar que el Recreativo de Huelva es el decano del fútbol español… 

Otra de las características que definen la provincia es su carácter fronterizo. Para ilustrarlo nada mejor que acercarse a otro de los pueblos más cautivadores de Huelva: Sanlúcar de Guadiana. Situado a los pies del río que hace frontera con Portugal y dominado por el castillo de San Marcos del siglo XVII, esta pequeña población es un oasis de tranquilidad para el viajero. 

Sanlúcar de Guadiana
Fuente: Wikipedia

Ya en la costa, es de obligada parada Isla Cristina, otra de las localidades más famosas de la provincia, donde darnos, por fin, un chapuzón en la playa. Rodeada por el Paraje Natural Marismas, no podemos irnos sin probar otra de las delicias que simbolizan la provincia: la gamba. Al lado de Isla Cristina, tampoco debemos perdernos Ayamonte e Isla Canela, con otra de las playas más encantadores de la costa onubense. 

Y es que Huelva va sobrada, también de playas. De oeste a este, además de la mencionada Isla Cristina e Isla Canela, podemos encontrar tesoros como el Rompido, el Portil, Punta Umbría, Mazagón y Matalascañas, estando esta última población rodeada por el Parque Nacional de Doñana.  

De camino a Doñana, debemos hacer otra parada obligada en Huelva capital para visitar la catedral de La Merced, darnos un paseo por su barrio inglés y terminar viendo el atardecer en el Muelle del Tinto.

muelle huelva
Fuente: Flickr

Muy cerquita de la capital de la provincia, los aficionados a la literatura se emocionarán al entrar en Moguer, que Juan Ramón Jiménez inmortalizó en uno de los libros esenciales de la literatura mundial del siglo XX: Platero y yo. 

Tras acercarnos a Palos de la Frontera y admirar el Muelle de las Carabelas, ponemos rumbo al este para conocer la Ermita del Rocío, el símbolo por excelencia de Huelva que marca el punto final de una de las romerías más famosas de España.

Ermita_del_Rocío,_El_Rocío,_Huelva
Fuente: Wikipedia

Y ya en la frontera con Sevilla y Cádiz, llegamos a Doñana, uno de los parques naturales más fascinantes de Europa. Cada primavera, decenas de especies de aves procedentes de África acuden al parque para reproducirse ofreciendo un espectáculo irrepetible. Pero, además, Doñana cuenta con sus famosas dunas móviles y varias de las playas más bonitas de toda la geografía nacional. Imperdible.

 

playas huelva
Fuente: Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.