El mapa europeo atesora una extensa colección de pueblos sumamente bonitos, donde los amantes del turismo rural pueden gozar al máximo. Los hay enclavados en entornos de cuento, de cara a maravillosos lagos, de película, mirando al mar, medievales o perdidos en las grandes montañas de los Alpes y cada uno destila un encanto innegablemente evocador. Recorremos los pueblos más bonitos de Europa.

1Hallstatt (Austria)

Fuente: Wikipedia.

A unos 80 km de Salzburgo, enclavado entre las gigantescas colinas verdes de los majestuosos Alpes austriacos y mirando al lago Hallstätter See, se encuentra este bonito pueblo. Desde antiguo, ha estado vinculado a la explotación de minas de sal, de hecho, su nombre proviene de un vocablo céltico que significa sal. Está recorrido por angostas callejuelas por las que no se permite el tráfico rodado y entre las que se cuelan coquetos monumentos como la torre Rudolf, la iglesia gótica Pfarrkirche o la de Kalvarienberg y el osario. Las cascadas de Waldbachstrub, que caen desde 90 metros de altura, y la mina de sal, la más vetusta del mundo, terminan de conformar la lista de atractivos de este precioso enclave reconocido por la Unesco como «pueblo más bonito a orillas de un lago».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.