La Guardia Civil investiga la muerte de un pez luna en Roquetas de Mar

  • Agencia Atlas
Llevaba días mostrando su aleta y espantando a los bañistas de la playa de La Romanilla en Roquetas de Mar, Almería. Pensaban que se trataba de un tiburón que andaba cerca de la orilla hasta que un hamaquero decidió pescar al animal con sus propias manos. Dicen los testigos que el hombre estaba cansado de que la gente huyera de la zona y que eso estaba afectando a su negocio. Por ello decidió lanzarse al agua y capturar al pez que aleteaba indefenso. Lo arrastró a la orilla y presionó para inmovilizar al animal. El falso tiburón se trataba de un pez luna que no supone ninguna amenaza pero que está amenazado. Una especie en peligro de extinción que en verano acostumbra a acercarse a la orilla. Los socorristas no podían intervenir y cuando llegaron los agentes de la Guardia Civil el animal ya había muerto por las lesiones y la asfixia que le provocó el hombre. Ahora se investiga si cometió un delito de tipo penal por no dejar al pez viviendo en el agua. -Redacción-