Público
Público

Unos 4.000 aficionado verdinegros en la celebración de la Copa ULEB

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Badalona ha vuelto a vibrar esta noche con su club deportivo más representativo, el DKV Joventut, que ha ofrecido a la ciudad y a los 4.000 aficionados reunidos en el Palau Olímpic de Badalona el título de la Copa ULEB conseguido ayer domingo en Turín ante el Akasvayu Girona.

El escolta Rudy Fernández, el técnico Aito García Reneses, al que los jugadores han reverenciado arrodillados en el suelo cuando ha entrado a la pista, y el pívot Petar Popovic se han llevado las mayores ovaciones de la noche.

El presidente del club, Jordi Villacampa, ha afirmado que se sentía "muy contento" por los aficionados. "Sé lo que hay que sufrir para conseguir títulos", dijo, y por la plantilla, de la que ha destacado "su gran compromiso" y finalmente por el club que "nos refuerza en la idea de que vamos por el buen camino".

Los aficionados han pedido en diferentes ocasiones a Rudy Fernández que no se vaya a la NBA la próxima temporada. "¡El año que viene, Rudy no se va!", han coreado los seguidores verdinegros cuando Villacampa se disponía a iniciar su intervención y cuando también lo ha hecho el jugador.

En su parlamento, Rudy, la gran estrella de este equipo, ha recordado su llegada al club con 13 años, ha agradecido a Aito que confiara en él siendo muy joven y ha recordado a los seguidores que "somos un equipo muy grande porque detrás tenemos a una gran afición". No ha hecho ninguna referencia a su futuro la próxima temporada.

Aito García Reneses, muy ovacionado por los aficionados, ha agradecido el apoyo de los seguidores: "es una gozada compartir este sueño con los jugadores, los técnicos, los directivos y sobre todo con vosotros".

Los jugadores han entrado al centro de la pista dentro de dos inmensos monovolúmenes, a excepción de Rudy Fernández que ha entrado por el túnel de vestuarios con la Copa en la mano. Posteriormente la bandera con el título conseguido en Turín ha sido izada hasta lo más alto del pabellón.

El ayuntamiento de la ciudad ha sido el primer destino de la expedición verdinegra capitaneada por Rudy Fernández, elegido MVP de la final, que ha protagonizado ante unos 500 aficionados el discurso desde el balcón consistorial. El capitán del equipo llevaba la Copa en la mano y la red de una de las canastas del Palavela de Turín, donde se disputó la final, colgada al cuello.

"Ya tenemos otra copa. Es la tercera de esta temporada (Liga Catalana, Copa del Rey y Copa ULEB) y por qué no podemos conseguir otra", ha dicho el capital del DKV Joventut refiriéndose a la posibilidad de conquistar también la Liga ACB.

Rudy Fernández y el jugador serbio Petar Popovic han sido los dos jugadores más aclamados. 'Popovic, presidente' rezaba una pancarta.

En otra pancarta se recordaba a Aito, que durante toda la visita al consistorio se ha mantenido en un segundo plano cediendo todo el protagonismo a los jugadores. "'T'estimem, Aito' (Te queremos Aito)".

En los discursos protocolarios en el interior del edificio consistorial, el nuevo alcalde de la ciudad, Jordi Serra, ha destacado la importancia que tienen los títulos europeos que consigue 'la Penya' para "hacer que Badalona se conozca por toda Europa y le dé un renombre".

Serra, muy eufórico, ha afirmado que "Badalona vive los éxitos del DKV Joventut como nadie" y ha instado a los jugadores a volver en el mes de junio con la Liga ACB.