Público
Público

Un 13% de los presos tiene condenas por maltrato

Los 8.639 internos que tienen alguna causa por violencia de género permitirían llenar seis centros penitenciarios. Los reclusos sólo por agresión machista han crecido un 50% este año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La violencia de género llena cada vez más las prisiones españolas. A finales de noviembre, eran ya 8.639 las personas que estaban encarceladas con al menos una causa por agresión machista, según los últimos datos de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, a los que ha tenido acceso Público.

Con ese número de internos se podrían llenar seis cárceles de tamaño tipo, con capacidad para 1.500 reos cada una. De hecho, los maltratadores suponen ya el 13% de la población reclusa total en España, que actualmente es de 66.226 presos. Y ello a pesar de que las primeras condenas por violencia de género por delitos menores no comenzaron a imponerse hasta 2005.

Igualdad teme que los crímenes se disparen estos días, como en 2008

La elevada cifra supone, además, un incremento del 27,2% respecto a la de finales de 2008, cuando el número de internos con alguna causa de violencia de género en su expediente era de 6.790. Sin embargo, el incremento más significativo se ha producido entre aquellos presos cuyo único delito es, precisamente, la agresión machista.

Si a finales del año pasado eran 2.615, ahora son 3.925. Nada menos que un 50% de aumento en sólo un año, según los datos que maneja el departamento de Mercedes Gallizo. Sólo los condenados por delitos contra la seguridad vial han experimentado un crecimiento mayor en estos últimos 12 meses.

Este crecimiento exponencial en los datos de reclusos cuyo delito principal es la violencia de género fue especialmente significativo el pasado mes de mayo, cuando ingresaron en prisión un total de 491 maltratadores. Es decir, 16 cada día. De hecho, sólo en los diez primeros meses del año habían entrado en prisión 1.191 nuevos reclusos por violencia de género. En 2008 la cifra fue de 689, casi la mitad.

En mayo, mes con más ingresos, entraron en prisión 16 agresores al día

Los malos tratos son el delito principal entre estos presos, según las cifras de Instituciones Penitenciarias. Uno de cada tres reos está acusado de ellos. Le siguen los acusados de haber quebrantado la pena o la medida de alejamiento (15%), los que han realizado amenazas (14,9%), los que han provocado lesiones (13,5%) y los que sometían a sus parejas a 'violencia habitual' (10,5%). Estos cinco delitos representan, de hecho, al 87,2% de todos los intentos. Los casos más graves, homicidios o asesinatos, sólo suponen el 5% del total.

Curiosamente, también hay un 0,6% de presos por faltas de violencia de género, un tipo de infracción penal que en otros delitos sólo conlleva una pena de multa. Un detalle que no pasa inadvertido para algunos juristas, que critican que el Código Penal castigue con especial dureza las agresiones machistas.

La violencia machista es el delito único de 3.925 reclusos

Sin embargo, los maltratadores son, después de los condenados por delitos de tráfico, los principales beneficiarios de la suspensión de la pena a cambio de tratamiento o de realizar trabajados en beneficio de la comunidad.

Del 1 enero al 30 de noviembre (últimos datos disponibles), se habían suspendido 20.515 penas a condenados por violencia de género a cambio de asistir a un programa de tratamiento. De ellos, 16.530 ya lo habían cumplido.

Mayor es el número de beneficiados por realizar trabajados para la comunidad. En 2008, 11.604 condenados habían evitado el ingreso en prisión por este sistema. En lo que va de año, ya han sido 26.324.

De hecho, los agresores machistas suponen el 19% de todos los condenados que consiguen acogerse a esta medida. De nuevo, sólo son superados por los autores de delitos contra la seguridad vial, que acaparan el 75% de las suspensiones de pena por trabajos en beneficio de la comunidad.

Mientras tanto, las estadísticas de víctimas mortales por violencia de género muestran por primera vez desde que se hace recuento un descenso considerable. A 21 de diciembre, el departamento de Bibiana Aído había contabilizado 53 crímenes machistas, aunque mantenía otros cuatro 'en investigación', ante las dudas de que realmente pudieran considerarse como tales.

En 2008, en esa misma fecha, ya se habían producido 71, que, además, en los últimos diez días del año se dispararon a los 76, después de que en las últimas jornadas de año se produjeran cinco, uno cada dos días. De hecho, altos responsables de Igualdad reconocen su temor a que con motivo de las fiestas navideñas vuelvan a dispararse las agresiones mortales. Además de en 2008, ya ocurrió algo similar en 2006. Entonces, se registraron tres crímenes machistas en los diez últimos días del año.