Público
Público

Unas 200.000 personas despiden a Isabel II con la típica barbacoa australiana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unas 200.000 personas han participado hoy en la despedida oficial a la reina Isabel II de Inglaterra y su esposo, el príncipe Felipe, con la típica barbacoa australiana en Perth, en el extremo occidental de Australia.

"Nos sentimos abrumados por vuestra bondad y apoyo", manifestó la soberana de 85 años a la multitud, y aseguró que habían disfrutado "inmensamente" su estancia en Australia.

"Una vez más, regresaremos al Reino Unido con apreciados recuerdos de nuestra estancia aquí", añadió la monarca.

Esta es la decimosexta visita de la reina de Inglaterra a Australia y, según los analistas, probablemente la última que efectuará durante su reinado.

Una hora antes del mediodía, la caravana real abandonó la Casa del Gobierno y se encaminó hasta la "Esplanade" de Perth entre una multitud de australianos que esperaban en las aceras el paso de la comitiva para ver a la reina y su marido.

El primer ministro del estado de Australia Occidental, Colin Barnett, recibió a la monarca en la Esplanade y comenzó el paseo por algunas de las 120 barbacoas instaladas.

Las autoridades habían calculado cocinar unas 130.000 salchichas y unos 1.500 litros de salsa de tomate, y habían previsto bebidas para unas 130.000 personas.

La recaudación se entregará a la Cruz Roja y otras organizaciones con fines benéficos.

Cuando el tramo principal se llenó, sobre las 9.30 de la mañana, las personas que pedían entrar fueron enviadas a los jardines de la Corte Suprema y el parque Langley.

Los últimos a los que se permitió pasar fueron el matrimonio MacPherson y sus hijas Sophie, de tres años, y Emily, de seis, según los medios locales.

"Nos mudamos acá desde el Reino Unido hace dos años y hemos pensado que es probablemente la última oportunidad que tienen nuestros hijas de ver a la reina en Australia", explicó James MacPherson.

La visita real comenzó hace diez días y desde entonces la soberana ha hablado con autoridades y particulares y ha participado en actos oficiales y caritativos en distintas ciudades.

Ayer, la Isabel II inauguró la cumbre de jefes de Gobierno de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) en Perth, y por la noche ofreció una cena en honor de los asistentes.

"No puedo imaginar un lugar mejor para acabar mi visita que este paraje idílico del río Swan, que he disfrutando en tantas ocasiones", manifestó la monarca entonces.