Público
Público

77-56. Ocho minutos pletóricos de Rudy pusieron las cosas en su sitio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A veces vale la pena pagar una entrada para ver como a Rudy Fernández le bastan ocho minutos en pista, después de no jugar en los dos primeros cuartos, para meter 20 puntos y sentenciar un partido que sus compañeros afrontaron con mucha apatía y sin concentración.

El DKV Joventut ganó (77-56) a un Swans Gmunden que herido por los treinta puntos de diferencia que los verdinegros le endosaron en la ida afrontó el partido como si les fuera la vida en ello. Al descanso ganaban por tres puntos de diferencia (29-32), ante la incredulidad de los aficionados locales y el delirio del centenar llegado de Austria.

El partido comenzó como en Gmunden, con dos triples de Mayer que dieron a los austríacos una ventaja de cuatro puntos (6-10, min. 5). El DKV Joventut respondió con una presión por toda la pista y un parcial de 7-0 que le daba ventaja en el marcador (13-10, min. 6).

Con 20-20 al final del primer cuarto, parecía que la Penya se pondría las pilas pero no fue así. Los austríacos volvieron a coger la delantera en el marcador (24-30, min. 19) después de dos mates de Johnson -autor de 10 puntos en el primer tiempo- y Sullivan.

El DKV Joventut sólo anotó 9 puntos en el segundo período y Ricky Rubio arregló el desaguisado con una canasta y tiro adicional en los últimos segundos que reducía la desventaja a tres puntos (29-32).

Rudy Fernández salió al rescate de su equipo después de animar desde el banquillo a sus apáticos compañeros durante los dos primeros cuartos. El mallorquín revolucionó el partido anotando 14 puntos en cinco minutos que rompieron el partido (47-35, min. 25).

Cuando Aito lo sustituyó tras anotar 20 puntos en 8 minutos el público se puso de pie para agradecérselo. El DKV Joventut había llegado a los 21 puntos de diferencia (59-38, min. 29).

Con el camino perfectamente allanado por la estrella verdinegra, el DKV Joventut se puso en zona y no tuvo problemas para mantener con más pena que gloria las diferencias alrededor de la veintena de puntos (69-48, min. 33) y dominar hasta la conclusión.

El Khimky ruso será el rival de el equipo español en los octavos de final. Si superan esta eliminatoria, los verdinegros disputarán la Final a Ocho de Turín (Italia), que dará el pasaporte para la próxima Euroliga al campeón.

77. DKV Joventut (20+9+35+13): Rubio (7), Ribas (12), Tomás (8), Jagla (13), Hernández-Sonseca (5) -equipo inicial-, Barton (-), Laviña (-), Moiso (6), Mallet (6) y Rudy Fernández (20).

56. Swans Gmunden (20+12+14+10): Murati (-), Boylan (4), Hutter (9), Mayer (11), Johnson (16) -equipo inicial-, Kienesberger (-), Sullivan (8), Steltzer (5), Schoninger (-), Splatj (-) y Janisch (-).

Árbitros: Castano (FRA), Lopes (POR) y Maestre (FRA). Sin eliminados.