Público
Público

Abdullah se niega a formar Gobierno con Karzai

El rival del presidente afgano tacha su próximo Ejecutivo de "ilegal" y abre una profunda crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, debía pensar que todo el mundo iba a abrazar su anuncio ayer de crear un Gobierno de unidad nacional, después de librarse de la segunda vuelta en las elecciones por la renuncia de su principal rival, Abdullah Abdullah. Los talibanes ya le contestaron ayer que para ellos, no es más que un político corrupto al servicio de EEUU y Reino Unido.

Hoy Abdullah no sólo ha rechazado formar Gobierno con él, sino que además ha negado la legitimidad de Karzai como presidente. Esta reacción era de esperar después de las críticas y denuncias que ha llevado a cabo antes y después de las elecciones. El ex ministro de Exteriores ha tachado de 'ilegal' el Ejecutivo que liderará Karzai y por eso se ha negado a apoyar al presidente: 'No es una opción', dijo.

La renuncia de Abdullah a enfrentarse en una segunda vuelta a Karzai ya abría un periodo de incertidumbre en Afganistán, que ahora se agrava por una situación que se veía venir: muy pocos en el país confían ya en el presidente. 

Abdullah dijo que actuará como 'grupo de presión' para intentar traer cambios a Afganistán, aunque no aclaró si tiene pensado formar un partido. Siempre y cuando esa presión se enfoque por una vía todo lo democrática que en un país como Afganistán se pueda, será una buena noticia.

Pero cualquier otro intento de minar el Gobierno de Karzai, no hará más que potenciar la fuerza de los talibanes y su aceptación entre los ciudadanos. Cuestionado por los periodistas sobre si el nuevo Gobierno que ha de formarse ahora tendrá legitimidad, Abdullah respondió: 'Dejo al pueblo afgano que juzgue sobre eso'.

El rival de Karzai justificó su decisión de no asistir a la segunda vuelta porque la Comisión Electoral (IEC) 'no es un órgano legal' y no hizo todo lo posible por apartar de las urnas a la gente que había promovido el fraude en la primera vuelta.