Público
Público

Se acaba la ola de calor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ola de calor que ha invadido gran parte de España país concluye hoy, a pesar de que en algunas zonas se mantendrán hasta mañana las altas temperaturas, informó hoy a Efeverde el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Alcázar.

Hoy se mantendrán los valores elevados, aunque será uno de los últimos días considerados de mucho calor de este verano, subrayó.

Las temperaturas elevadas afectarán durante esta jornada, sobre todo, al suroeste de la península, concretamente al Valle del Guadiana (Badajoz), donde ayer también se superaron los 40 grados.

Según AEMET son varios los puntos en los que se han alcanzado valores récords de temperatura esta semana. Destacan Valencia, con 43 grados, el valor más alto desde 1938 y que supera el anterior récord de 42,5 grados registrado el 23 de agosto de 1994, y Murcia, con 42,5 grados, lo que representa el valor más alto desde 1985 y que supera los 42 grados registrados el 7 de agosto de 1993

En este contexto, Ángel Alcázar destacó como dato más llamativo el registrado en Carcaixent (Valencia), donde el sábado pasado se soportaron temperaturas de 45 grados en torno a las 14.40 horas.

Otras ciudades, sin llegar a batir récords, ha tenido valores muy altos, entre ellas Elche, con 43,8 grados; la Ribera Alta y la Costera en la provincia de Valencia, el Bajo Segura de Alicante y la Vega del Segura, en Murcia, todos alcanzando los 44 grados.

"El domingo también hubo un episodio de mucho calor, aunque duró muy poco tiempo en la zona de Málaga, alcanzándose en Estepona los 43,9 grados", afirmó Alcázar, quien calificó estos niveles para la costa de "exagerados".

Dichas temperaturas "se debieron a un fenómeno extraño que tiene que ver con una entrada de aire cálido que supera la zona montañosa que nos protege normalmente y de repente se descuelga y provoca un calentamiento que dura muy poco tiempo, una hora aproximadamente."

A pesar de que estos registros no han llegado al norte del país, con temperaturas mínimas por debajo de los diez grados en Cantabria y Zamora, el jueves se superaron los 42 grados en zonas no habituales, como Aragón.

Para mañana no se esperan altas temperaturas, "si acaso de forma residual en Canarias".

Según el portavoz de la Aemet, al inicio del próximo mes de septiembre se pasará a una situación de inestabilidad, y en la noche del 31 al 1 empezarán las tormentas en zonas de levante y comenzará la reducción de temperaturas habitual en esta época del año.