Público
Público

Las acciones de EEUU cierran 2008 como su peor año desde 1931

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Chuck Mikolajczak y Chris Sanders

Las acciones estadounidenses despidieron el miércoles su peor año desde la Gran Depresión, después de que una implacable crisis crediticia y un sombrío panorama económico deterioraron la confianza de los inversores en los mercados bursátiles.

Una ola de desastres financieros que culminó con el colapso del banco Lehman Brothers en septiembre generó la tercera mayor caída porcentual tanto para el Dow Jones como para el S&P 500.

El 20 de noviembre, el S&P 500 se desplomó a un mínimo de 11 años, borrando más de una década de ganancias para muchos estadounidenses y dejando en el olvido el récord que había alcanzado apenas 13 meses antes.

"Simple y llanamente fue horrible", dijo Kurt Brunner, gestor de cartera de Swarthmore Group.

"Sinceramente espero que haya sido una de esas cosas que ocurren una vez en la vida", agregó.

Sin embargo, las acciones estadounidenses se las arreglaron para cerrar la última jornada del año en terreno positivo, después de que nuevos esfuerzos de Washington para sacar al país de la recesión impulsaron al mercado por segunda sesión consecutiva.

En el año, el Dow Jones cedió un 33,8 por ciento, su peor año desde 1931, el S&P 500 retrocedió un 38,5 por ciento y el Nasdaq registró el peor año de su historia, al perder un 40,5 por ciento.

IMPARABLE CADENA

El estallido de la burbuja inmobiliaria desató una imparable cadena de eventos que finalizó con la crisis crediticia más fuerte en una generación.

La confianza entre los bancos se deterioró tanto que dejaron de prestarse entre ellos, mientras que las crecientes dudas de los inversores en torno al modelo bancario de Estados Unidos golpeó a los papeles financieros, unos de los pilares de los mercados bursátiles estadounidenses.

Mientras el crédito escaseaba cada vez más, la economía real sentía el impacto y, por ende, aumentaba el desempleo y se hundía el gasto de los consumidores.

Sólo dos acciones del Dow Jones despidieron el año en terreno positivo: las de Wal-Mart Stores y McDonald's Inc.

OPTIMISMO POR NUEVAS INICIATIVAS

Pero el mercado avanzó el miércoles porque los inversores apostaron a que las nuevas iniciativas de Washington ayudarán a evitar que la recesión siga profundizándose.

En la noche del martes, la Reserva Federal detalló su plan para reducir los costos hipotecarios y se fijó como meta comprar 500.000 millones de dólares en valores respaldados por hipotecas para mediados del 2009, una medida que sorprendió a los analistas por su agresividad.

El promedio industrial Dow Jones subió 110,15 puntos, o un 1,27 por ciento, a 8.778,54 unidades. El índice Standard & Poor's 500 ganó 12,69 puntos, o un 1,42 por ciento, a 903,33 unidades. El índice compuesto Nasdaq sumó 26,33 puntos, o un 1,70 por ciento, a 1.577,03 unidades.

Los papeles de Exxon Mobil ganaron un 1,6 por ciento, a 79,83 dólares, porque el precio del barril de crudo se disparó un 14 por ciento, a más de 44 dólares. Las acciones de Chevron escalaron un 0,8 por ciento, a 73,97 dólares.

El Nasdaq fue apuntalado por los títulos de firmas tecnológicas líderes, vistas como mejor posicionadas para sobrellevar la crisis económica porque tienen grandes reservas de efectivo.

Los papeles de la fabricante de chips Qualcomm Inc treparon un 2,6 por ciento, a 35,83 dólares, mientras que los del fabricante del dispositivo móvil BlackBerry, Research in Motion, avanzaron un 4,7 por ciento, a 40,58 dólares.