Público
Público

Las acciones de los gigantes hipotecarios se derrumban en la apertura de la Bolsa de Nueva York

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las acciones de los gigantes hipotecarios estadounidenses Freddie Mac y Fannie Mae se derrumbaron hoy en la apertura de la Bolsa de Nueva York, al caer en ambos casos más del 70 por ciento, después de que el Gobierno anunciara su intervención.

Minutos después de que comenzara su cotización, los títulos de Freddie Mac bajaban hoy el 70,78 por ciento y se negociaban a 1,49 dólares cada uno, mientras que los de Fannie Mae caían el 78,84 por ciento y se cambiaban también a 1,49 dólares.

Esta fuerte caída tiene lugar después de que el domingo el secretario del Tesoro, Henry Paulson, anunciara la intervención de ambas firmas, que en conjunto tienen o respaldan la mitad de la deuda hipotecaria en Estados Unidos, que supera los 11 billones de dólares.

La intención del Gobierno estadounidense con esta operación, la mayor en la historia del país, es evitar el posible colapso de ambas firmas hermanas semiestatales, lo que podría haber resultado devastador para el mercado financiero nacional y, por extensión, del resto del mundo.

El viernes, antes de conocerse esta noticia, Fannie Mae subió el 9,66 por ciento y ganó 0,62 dólares por acción, para cerrar la semana a 7,04 dólares.

Por su parte, Freddie Mac avanzó el 3,03 por ciento y añadió 0,15 dólares al precio del cierre de la sesión anterior, con lo que acabó a 5,1 dólares.

En el periodo de negociaciones electrónicas que se permite habitualmente antes de la apertura oficial del mercado, la cotización de ambos valores se mantuvo hoy suspendida, para dar más tiempo a los inversores a que digieran la noticia, tras semanas de especulaciones de los analistas al respecto.

El objetivo era que los inversores se tomaran con algo más de calma sus decisiones sobre los títulos de las dos firmas y que, por efecto contagio, no derrumbaran el valor de las acciones.

Sin embargo, la apertura fue catastrófica y las acciones cayeron en ambos casos hasta los 1,49 dólares cada una, muy lejos ya de los 39,98 dólares que costaban los títulos de Fannie al comienzo del año y de los 34,07 de Freddie.

La intervención de los gigantes financieros y la inyección prevista de hasta 200.000 millones de dólares (140.000 millones de euros) no sólo afectó a la apertura de Wall Street, sino a las Bolsas de todo el mundo, que arrancaron en Asia con importantes avances que luego se extendieron al resto del mundo.

Según explicó el domingo el propio presidente Estados Unidos, George W. Bush, el Gobierno decidió la intervención porque era "inaceptable" el riesgo que suponían esas empresas para el sistema financiero y económico.

Anunció que su administración asumirá el control de esas dos grandes compañías hipotecarias, que tienen unas pérdidas de 14.000 millones de dólares, "para evitar un riesgo potencial mayor" en el ya dañado sistema financiero estadounidense.

Las dos compañías serán dirigidas temporalmente por la Agencia Federal Financiera de Vivienda (FHFA, en inglés) y el Tesoro estadounidense hará una millonaria inyección de capital para intentar revitalizarlas.