Público
Público

ACS da un salto alemán para crecer

La constructora de Florentino Pérez lanza una oferta para superar el 50% en el gigante Hochtief

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Operación del año para ACS. Si en agosto confirmó la venta del 16% de la empresa de infraestructuras Abertis al fondo CVC en una operación que le genera una entrada de caja de 2.300 millones, ayer anunció que lanzará una oferta de compra (opa) por el 100% del gigante constructor alemán Hochtief, en el que ya controla un 30%. Aunque ACS aspira a alcanzar sólo algo más del 50%, suficiente para consolidar toda Hochtief en sus cuentas y su balance. El resultado es que la constructora española se convertiría en el primer grupo de infraestructuras mundial, sólo superado por los conglomerados chinos.

El movimiento es visto en el mercado como un giro estratégico de ACS, que opta por esta vía alemana para dar un salto y duplicar su tamaño en un corto plazo de tiempo, una vía mucho más rápida que esperar a que se resuelva su batalla por ganar peso dentro de su participada Iberdrola, que también le reportaría un importante impulso en las cuentas. Integrar globamente a Iberdrola en su grupo es uno de los objetivos de ACS y la constructora que preside Florentino Pérez no tiene entre sus planes desistir de este intento. Es más, con Hochtief, tendrá más fuerza.

Si lo logra, ACS será la número uno, sólo superada por grupos chinos

Con la operación de la alemana, 'no se pretende un acuerdo de control total' del gigante teutón, señaló ayer ACS en un comunicado. El fin de la compañía española es poder integrar globalmente a Hochtief en sus cuentas, tal como hizo con su 45% de Unión Fenosa de 2007 a 2009 que vendió a Gas Natural con el objetivo de seguir siendo la primera en su sector. No le interesa el control total de Hochtief y por eso seguirá apoyando a su consejo (en el que tiene dos miembros) y no cambiará la sede.

Si ACS obtiene más del 50% de Hochtief con su oferta, logrará algo mucho mejor que el control total. Por un lado, conseguirá una diversificación internacional en la que competidoras como Ferrovial le estaban tomando la delantera, ya que, además de anotarse Hochtief, podrá aprovechar más sinergias con las filiales de esta, como el gigante australiano Leighton o la mayor constructora de EEUU, Turner.

La operación podría darle más fuerza para ganar poder en Iberdrola

Por otro lado, y más importante, la operación permite a la compañía española colocarse como 'el mayor grupo de infraestructuras del mundo occidental', destacó ayer Florentino Pérez, quien añadió que la consolidación 'es beneficiosa' para las dos empresas porque 'no sólo tendrán acceso a los mercados geográficos de la otra, sino que se beneficiarán de economías de escala, mejorando así su posición competitiva', según un comunicado de ACS.

La constructora quiere hacer una compra sin efectivo, con canje de acciones. Así, ofrece ocho títulos propios por cinco de la alemana, que es mayor en tamaño. Algunos analistas extranjeros han criticado que es una oferta 'poco atractiva' porque no es en dinero y porque no ofrece un sobreprecio (denominado prima, en argot financiero) sobre la última cotización de la alemana.

Por otra parte, Cintra Infraestructuras, filial de autopistas de Ferrovial y competidora de ACS en España, ha cerrado la venta del 60% de su participación en Cintra Chile a la empresa colombiana ISA por un importe de 229 millones de euros. Adicionalmente, ambas partes se conceden opciones de compra y de venta respectivamente por el 40% del capital restante de la compañía.