Público
Público

Una activista saharaui inicia una huelga de hambre en Lanzarote

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La activista saharaui Aminetu Haidar se encontraba muy débil el lunes, 12 horas después de iniciar una huelga de hambre en el aeropuerto de la isla canaria de Lanzarote en protesta por no poder volver a Marruecos, informó la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla.

Haidar afirma que cuando regresaba a El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, procedente de Nueva York, fue expulsada por Marruecos y enviada el sábado a Lanzarote, donde dice que está siendo retenida. Desde entonces permanece en el aeropuerto canario, aunque las noches las pasa a la intemperie, al cerrarse las instalaciones.

Haidar ha denunciado a Marruecos por expulsión ilegal y a las autoridades españoles por secuestro, al obligarla a entrar en el país en contra de su voluntad e impedirle la salida.

También ha presentado una denunciado contra la compañía aérea Canarias Aeronáutica y al comandante del vuelo que la trajo a Lanzarote por trasladarla a un destino desconocido, y a la Guardia Civil por los malos tratos recibidos en el aeropuerto, según el comunicado de la asociación sevillana.

El Ministerio español de Asuntos Exteriores explicó en un comunicado que la activista carece de pasaporte en regla para abandonar España, pero que mientras lo consigue su situación es legal porque dispone una tarjeta de residencia.

"Para salir de España necesita un pasaporte o un documento de viaje del que por el momento carece al haber declarado que su pasaporte marroquí le fue retirado", dijo Exteriores en un comunicado difundido el domingo.

Marruecos, por su parte, afirma que Haidar rechazó la nacionalidad marroquí y negó las acusaciones de algunos medios de comunicación y organizaciones internacionales.

sin perjuicio moral o físico - retenida en la zona internacional del aeropuerto Hassan I de El Aaiún... Miembros de su familia pudieron hablar con ella y presenciar cómo firmaba unas declaraciones, en presencia del fiscal del Rey, en las que claramente rechazaba la nacionalidad marroquí", declaró el ministro de Exteriores, Taieb Fassi Fihri, a la agencia oficial MAP este fin de semana.

"Unas pocas personas, entre ellas Aminetu Haidar (...) actúan totalmente bajo las instrucciones de otros partidos y su apoyo y entrenamiento... No estamos hablando de supuestos activistas de derechos humanos o de libertad de expresión sino personas trabajando por un plan definido desde fuera (de Marruecos) por los conocidos adversarios de la integridad territorial (del Reino)"

ÚLCERA SANGRANTE

La Asociación de Amistad con el pueblo Saharaui de Sevilla afirmó que la activista sufre una úlcera sangrante por la que debe alimentarse varias veces al día en pequeñas cantidades y una huelga de hambre puede provocarle una crisis sanitaria grave, según un informe médico citado en un comunicado de la asociación sevillana.

"Pedimos al Gobierno español que mantengan las relaciones diplomáticas oportunas para que le sea devuelto el pasaporte y pueda volver a su lugar de residencia habitual que es El Aaiún, donde tiene su familia y donde desea residir, porque a nosotros nos parece una tropelía contra una defensora de los derechos de los saharauis", dijo a RNE una portavoz de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Marruecos se anexionó el Sáhara Occidental tras la retirada colonial de España en 1975, dando lugar a una guerra de guerrillas de baja intensidad en el Frente Polisario, que busca un estado independiente con el apoyo de Argelia. En 1991, se logró un alto el fuego mediado por Naciones Unidas.

El acuerdo de alto el fuego recogía la celebración de un referéndum sobre el futuro del Sahara Occidental, pero Marruecos se opone.

Decenas de miles de saharauis desplazados por el conflicto viven desde mediados de la década de 1970 en el desierto argelino, dependientes de la ayuda que les llega y carentes de todo tipo de recursos.