Público
Público

Los activistas chocan con la Policía en Seúl en una protesta contra el G20

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios centenares de personas convocadas por activistas surcoreanos e internacionales se enfrentaron hoy a la Policía en Seúl, al comienzo de la cumbre de los líderes del G20, sin que se informara de detenciones.

Miembros de organizaciones sindicales surcoreanas y estudiantes se unieron a activistas venidos de Europa, Japón, Estados Unidos, África y Latinoamérica para pedir a los líderes mundiales que "el pueblo deje de pagar por la crisis" y se escuchen sus demandas.

Los manifestantes gritaron consignas contra el G20 y demandaron estabilidad laboral, una justa distribución de la riqueza, que se pongan fin a los acuerdos de libre comercio de Corea del Sur con la Unión Europea y EEUU y que no se salve a los bancos con el dinero público y de la clase obrera.

En un comienzo la concentración se mantuvo en los aledaños de la estación de Seúl, relativamente lejos del complejo del COEX, donde los jefes de Estado y de Gobierno se reunirán mañana tras inaugurar hoy la cumbre con una cena de trabajo.

No obstante, varios activistas consiguieron romper de manera violenta el cerco policial para ir hasta la cercana estación de Nampyeong, en una marcha que finalmente se desarrollo sin más incidentes.

Al término de la protesta varios centenares de policías cercaron a los manifestantes con autobuses y vallas móviles, sin que se produjeran más que pequeñas trifulcas y una fogata que fue sofocada.

Una tromba de agua y la presencia de numerosos agentes disolvieron la manifestación, que contó con la participación del colectivo francés Attac, activistas canadienses y con la de una representante de la Central de Trabajadores Argentinos.

Durante la marcha se oyeron proclamas contra "un G20 criminal y culpable de la pobreza", así como contra el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, por no proteger a la clase trabajadora y apoyar proyectos que perjudican el medio ambiente.