Público
Público

Sin acuerdo sobre los fondos para los rescates

Los líderes del G-20 acuerdan un vago plan para reactivar el crecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No hay dinero. El fondo de rescate europeo sólo tiene de momento garantizada su ampliación a través de una operación de ingeniería financiera y los países del G-20 no están, por ahora, dispuestos a contribuir al apuntalamiento de la eurozona. Con ese amargo trago concluyó este viernes en Cannes el foro de países industrializados y emergentes.

Algunos primeros ministros, como la brasileña Dilma Rousseff o el chino Hu Jintao, anunciaron su intención de contribuir, pero en un futuro y a través del Fondo Monetario Internacional (FMI). Otros, como la canciller alemana Angela Merkel, describieron con más crudeza la falta de frutos. 'Apenas hay países que han dicho ya que cooperarán con el fondo europeo de estabilidad financiera', reconoció sin tapujos tras la cumbre. A sus palabras se atribuye un sobresalto bursátil que no tuvo en cuenta las promesas futuras de la canciller. Según Merkel, un próximo acuerdo sobre 'las directrices para el fondo' europeo podría arrancar compromisos más concretos en las próximas semanas.

'Apenas hay países' dispuestos a nutrir el fondo europeo, admite Merkel

En la actualidad, la eurozona tiene un fondo de rescate que pretende cuadruplicar los 250.000 millones que le restan a través de la garantía de un cuarto de las nuevas emisiones de deuda. A mayores, la eurozona pretende crear instrumentos destinados a captar inversiones internacionales para captar más fondos. Sin embargo, algunos países de fuera del euro no acaban de ver clara la fórmula, todavía por detallar. Reino Unido, alérgico a financiar proyectos diseñados en Bruselas, quiere contribuir, pero a través de una institución neutral como el FMI. Otros, como China, Brasil o EEUU, podrían hacerlo para evitar que una posible explosión de la eurozona se lleve también por delante sus economías.

Aunque se esperaba una cifra o incluso duplicar los 280.000 millones de los que ya dispone la institución, al final no la hubo. Según Christine Lagarde, directora gerente del FMI, 'es positivo, porque las conclusiones aseguran el carácter sistémico del FMI', lo que en la práctica supone 'que no hay techo, ni suelo ni limitación' a sus operaciones.

Se espera que Reino Unido, China, Brasil o EEUU aporten dinero

Sí hubo acuerdo finalmente sobre una estrategia para incentivar el crecimiento que por primera vez puso deberes que asumieron China o Alemania como firmantes de las conclusiones. 'A medio plazo', Alemania le tocará 'tomar medidas para incrementar la demanda interna' y la inversión. China deberá compensar su potencial exportador con medidas parecidas, incluyendo una apuesta clara por la calidad de vida de sus ciudadanos a través de 'redes de protección' y el 'aumento de los ingresos de los hogares'. El plan, que pasó desapercibido en Berlín y Pekín, elude exigir compromisos a corto plazo a pesar del riesgo de recesión y no incluye un seguimiento o instrucciones sobre la aplicación concreta.