Público
Público

Acusan a tabacaleras chinas de apuntar a niños y mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Tan Ee Lyn

Las compañías tabacaleraschinas están apuntando a mujeres y niños como potencialesfumadores, luego de que el mercado alcanzó su punto máximo enlos hombres, dijeron el jueves expertos en salud.

Alrededor de un 53 por ciento de los hombres chinos fuman,pero sólo el 3 por ciento de las mujeres de ese país lo hace,dijo Judith Mackay, una líder activista para el control deltabaco.

"La prevalencia en hombres ha alcanzado su punto máximo,pero se están dirigiendo a mujeres y niños", dijo Mackay en elCongreso Mundial de Cáncer realizado en la ciudad de Shenzhen,en el sur de China.

"Ahí es donde tenemos que estar muy atentos", agregó.

China es el mayor consumidor y productor de tabaco delmundo, con más de 300 millones de fumadores, por lo queexpertos en salud advierten que las empresas tabacaleras en elpaís son cada vez más sofisticadas en la selección de sumercado.

"Las niñas en China se están volviendo más independientes ytienen más dinero para gastar", dijo Mackay.

Las llamadas realizadas la noche del jueves (hora local) ala Corporación Nacional China del Tabaco, monopolio depropiedad estatal y mayor productor mundial de tabaco, nofueron contestadas.

Los 1.300 millones de habitantes de China son potencialesenfermos de cáncer. Uno de cada tres cigarrillos en el mundo sefuma en el país, que tuvo 2,82 millones de nuevos casos decáncer y 1,96 millones de muertes por esta enfermedad en el2008.

A nivel mundial, se han registrado 12,68 millones de nuevoscasos de cáncer y 7,6 millones de muertes por el mal en el2008.

A pesar de los altos costos sanitarios, según los expertoslas empresas tabacaleras chinas de propiedad estatal están alborde infringir las leyes antitabaco con tácticas como laimpresión de advertencias sanitarias en inglés, en vez dechino, y el uso de letra muy pequeña.

"La ley exige que la advertencia de salud debe cubrir el 30por ciento de la cara del paquete en su parte delantera yatrás", dijo el profesor Yang Gonghuan, director generaladjunto del Centro Chino para el Control de Enfermedades yPrevención.

"Pero en realidad las palabras son muy pequeñas. Es sólouna delgada línea", agregó.