Público
Público

La adaptación de programas da seguridad a las teles

El 80% de los que se emiten en España son versiones de éxito en otros países

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con los tiempos que corren, mejor pisar sobre seguro. Las televisiones españolas dedican buena parte de su parrilla a emitir adaptaciones, principalmente de concursos y programas de otros países, cuyo éxito ya ha sido testado, porque tienen más papeletas de funcionar que uno de nueva creación, aunque muchas veces depende de lo que emite al mismo tiempo el competidor.

Panique dans loreillette es el título original del programa francés que Magnolia ha adaptado para Antena 3, que estudia emitirlo en breve en el prime time de verano. No es el único que tiene aires extranjeros, ya que La Sexta incluyó el pasado 23 de marzo a su sobremesa El muro infernal, versión española de un formato japonés que la cadena ya emitió el pasado verano. Otro ejemplo es el estreno de este lunes en Cuatro de Elígeme, una adaptación de Take me out.

El 80% de los programas que se ven en España son adaptaciones, según calcula la directora de Programas de Antena 3, Ana Rivas. 'Un formato que ha funcionado bien da cierta garantía de éxito', afirma Rivas, quien reconoce que en épocas de baches económicos se exige más acierto a los programadores. Para Jaime Guerra, director de Contenidos de Zeppeling Televisión productora de El muro infernal, es la crisis una de las principales causantes de que haya menos creación y se tienda a hacer menos experimentos con formatos nuevos.

Sin embargo, el director de Antena de Cuatro, Fernando Jerez, niega que las cadenas no arriesguen, sino que cree que unas lo hacen más que otras y que hay muchas producciones originales. A su juicio, el motivo es que ya no hay televisiones puramente autóctonas. Aunque 'para una cadena lo ideal es que sus equipos ideen los formatos', admite que son más habituales las adaptaciones, ya que por todo el mundo hay equipos dedicados ex profeso a la creación. 'No existe una televisión en el mundo compuesta sólo por creatividad propia', agrega.

No siempre resulta más barato, pero el precio extra de la compra de derechos puede ser el coste de la garantía. Los formatos se suelen adaptar igual o con cambios para encajar en la idiosincrasia de España, donde, por ejemplo, el prime time es más tarde. 'Cada vez se ve más el mismo tipo de televisión en los distintos países', concluye Rivas.