Público
Público

Adif sostiene que no tiene "capacidad visionaria" y no es "omnisciente"

La empresa pública plantea un recurso contra el auto del juez que investiga el accidente ferroviario del pasado 24 de julio, cuya responsabilidad insiste en atribuir exclusivamente a una imprudencia profesional del maquinista.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha apelado directamente a la Audiencia Provincial de A Coruña mediante un recurso contra el auto del juez que investiga el accidente ferroviario del pasado 24 de julio porque este gestor no es 'omnisciente'.

La defensa, que ejerce la Abogacía del Estado, entiende que en el descarrilamiento del Alvia Madrid-Ferrol en el compostelano barrio de Angrois, justo donde está la curva de A Grandeira, existe una imprudencia profesional , la del maquinista Francisco José Garzón Amo, y 'cualquier otra posible, pretendida, hipotética, concausa fundada en conjeturas es ineficiente por sí sola para provocar el siniestro'.

La empresa pública, según informa  este martes La Voz de Galicia, no sólo ha dado este paso contra la imputación de cinco responsables de seguridad, sino que se anticipa a la de otras 23 personas, entre ellas el actual presidente del Adif y sus dos antecesores, y no procederá a las identificaciones requeridas hasta que no haya una resolución.

Con ello, quiere evitar Adif 'el innecesario perjuicio a su intimidad que provocaría una causa con gran repercusión mediática', partiendo de la base de que estas imputaciones se basan en fundamentos 'erróneos' pues el magistrado exige a los cargos y personal del gestor que 'posean la sobrehumana capacidad predictiva'.

'Prácticamente adivinatoria -añade el recurso-, omnisciente, de predecir que se podría producir un caso de imprudencia' como el referido: 'atribuye a estas personas una especie de capacidad visionaria que les hubiera permitido prever un comportamiento de una naturaleza tan grave'.

La Abogacía estima que según la doctrina del Tribunal Supremo no se puede apreciar una conducta negligente a quien se ha comportado en todo momento dentro de lo permitido por el ordenamiento jurídico y recuerda que tras veinte meses de explotación de la línea y el paso de 7.000 trenes ningún profesional apreció negligencia alguna en ese tramo.

También sorprende al Adif que el juez exponga una supuesta falta de medidas de seguridad sin esperar al dictamen pericial encargado.