Público
Público

Último adiós en París al popular cantante francés Henri Salvador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El último adiós al popular cantante francés y guitarrista de jazz Henri Salvador, cuyo voz inconfundible, al son de ritmos caribeños y brasileños, enmudeció para siempre hace tres días, congregó hoy a unas 2.500 personas en París.

Muchas de ellas tuvieron que seguir los funerales en la pantalla gigante instalada fuera de la emblemática iglesia de La Madeleine, en la que entró el féretro blanco al son de "Le Lion est mort ce soir", uno de los grandes éxitos del artista.

Henri Salvador, uno de los cantantes preferidos de los franceses, murió el pasado miércoles, a los 90 años, víctima de un aneurisma en su casa de París.

Su inhumación está prevista para esta tarde en el famoso cementerio parisino de Père Lachaise.

Entre las personalidades que se congregaron hoy en el templo, adornado con rosas blancas, la flor favorita del artista, había dos jefes de Estado, el francés Nicolas Sarkozy y el Príncipe Alberto II de Mónaco, junto a muchas estrellas del mundo del espectáculo, como Mireille Mathieu, Benabar o Line Renaud.

En la iglesia, donde se veía una fotografía enorme del artista calentándose al sol en la puerta de una casa, un violinista interpretó otro de sus éxitos, "Chanson douce", que ha arrullado a varias generaciones de niños.

Nacido en 1917 en Cayenne (Guayana francesa, en el Caribe) de padres originarios de Guadalupe -su madre era de origen inca-, Henri Salvador tuvo una carrera artística excepcionalmente longeva.

En 2006 sacó su último álbum, cuyo título, "Révérence" era elocuente, y se despidió de las tablas el pasado diciembre con su último concierto, en el Palacio de Congresos de París.

Salvador, formado en la escuela de los grandes músicos negros de Estados Unidos, trajo a Francia los ritmos brasileños después de la II Guerra Mundial, e introdujo el rock a la francesa con el escritor Boris Vian en los años 50.