Público
Público

Un aditivo alimentario popular produce dolor estomacal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Rachael Myers Lowe

Una fibra llamada inulina, deuso creciente en los alimentos procesados, puede producirmalestar gastrointestinal en algunas personas, aunque su consumosea reducido.

"Los alimentos con fibra natural, como el salvado y laslegumbres, son autolimitantes: es difícil comerlos en exceso",indicó Joanne Slavin, nutricionista certificada del Departamentode Ciencias Alimentarias y Nutrición de la University ofMinnesota, en St. Paul.

La inulina, explicó, se encuentra en productos como lasbarras de chocolate, las bebidas y los "snacks". Por eso, "antesde que uno se dé cuenta, come más de lo que podría tolerar ysufre problemas gastrointestinales que no se asociaríannecesariamente con ese consumo", afirmó.

La inulina es una fibra de carbohidrato que aparecenaturalmente en alimentos como la banana, el trigo, la cebolla yel ajo.

A diferencia de los carbohidratos más conocidos, que sedisuelven en el intestino delgado para convertirse en energía, lainulina pasa por el intestino delgado hasta el colon, dondeestimula el crecimiento de "bacterias buenas"; las bacterias lafermentan.

En algunas personas produce flatulencias, hinchazón y hastadiarrea.

Dada su creciente popularidad como aditivo alimentario, elequipo de Slavin evaluó cuánta de esta fibra se debería ingerirpara tener problemas gastrointestinales.

Para eso, diseñó un estudio sobre 26 hombres y mujeres sanos,de entre 18 y 60 años.

Luego de un ayuno semanal nocturno durante cinco semanas, losparticipantes desayunaron una rosquilla con queso crema y jugo denaranja mezclada con un placebo o una dosis de 5 o 10 gramos dedos inulinas: una nativa y otra oligofructosa de cadena corta.

Después del "desafío de la fibra", los pacientes recibieronvarios controles telefónicos durante dos días e informaronsíntomas como gases, hinchazón, náuseas, flatulencias, calambresestomacales, diarrea o constipación.

Quienes habían recibido alguna dosis de inulina tenían"síntomas leves"; los 10 gramos de oligofructosa causaron lossíntomas más fuertes, excepto constipación.

Estudios previos demostraron que la inulina "dulce" de cadenacorta acelera la fermentación en los intestinos, lo que aumentalos gases y otros síntomas gastrointestinales.

Las flatulencias fueron el efecto más común en el grupotratado con fibra. Sin embargo, se registró una alta variabilidadentre algunos participantes y muchos ni siquiera tuvieron lossíntomas.

El equipo concluyó que las personas más saludables puedentolerar hasta 10 gramos de inulina nativa y 5 gramos de inulina"dulce" por día.

Ante la exigencia de reducir calorías, grasa y sodio, laindustria alimentaria está utilizando cada vez más productos comola inulina. Al manipular su estructura química, se pueden imitarsabores y texturas.

Por lo tanto, el equipo instó a realizar más estudios sobrelos niveles de intolerancia a los aditivos de este tipo, debido aque su uso seguirá creciendo y eso podría generar "un consumoexcesivo".

FUENTE: Journal of the American Dietetic Association, juniodel 2010.