Público
Público

La administración concursal de Clesa pide la liquidación

El administrador concursal de la empresa de Nueva Rumasa entiende que no existen posibilidades de alcanzar un acuerdo que permita la continuidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La administración concursal de Clesa, empresa de Nueva Rumasa, ha solicitado la apertura de la fase de liquidación, al entender que no existen posibilidades reales de alcanzar un acuerdo que permita la continuidad de la compañía, y 'se prevé que el concurso de acreedores sea calificado culpable', con lo que se derivarían responsabilidades patrimoniales frente a la familia Ruiz-Mateos, según Iure Abogados.

Según informó el despacho en un comunicado, el déficit patrimonial de casi 682 millones de euros que presenta la firma láctea 'dificultará en gran medida la recuperación de las cantidades adeudadas a los acreedores ordinarios'. Iure Abogados prevé la calificación de culpable por las irregularidades contables detectadas por los administradores concursales y por 'el resto de datos que pudieran considerarse como agravantes de la situación de insolvencia' de Clesa.

En concreto, señala que la familia Ruiz-Mateos apuntó en la solicitud de concurso que la empresa se encontraba en una 'situación temporal de iliquidez, siendo el activo superior al pasivo', mientras que la administración concursal considera que la situación de insolvencia es previa a esa solicitud. 'Este hecho podría afectar directamente a la calificación del concurso, ya que se derivará responsabilidad patrimonial frente a los administradores de hecho y de derecho de Clesa', sostiene Iure.

El origen de la falta de liquidez de Clesa, según el informe de la administración concursal, se centra en causas económicas y financieras.