Público
Público

Adriano Celentano, entre la psicodelia de "Yuppi Du" y la crítica política

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cantante, director y actor de cine Adriano Celentano aireó hoy en Venecia al inconformista que lleva dentro para presentar la versión restaurada del musical psicodélico "Yuppi Du" (1975), aunque su comparecencia ante los medios estuvo protagonizada por el contenido político.

"Nunca pensé que un coloso empresarial como Alitalia se vería relacionado con 'Yuppi Du'", bromeó el cantante de "Azzurro" en la rueda de prensa, al ver que la celebración hedonista de aquella cinta no era impedimento para que la prensa italiana le insistiera con preguntas de contenido político y económico.

Celentano, que odia la vida urbanita, lleva años retirado en el campo, sólo vuelve a la arena pública en contadas ocasiones, para puntuales programas de televisión que cuentan con gran audiencia y para presentar sus nuevos discos. En cada una de sus apariciones, la política es la protagonista y su comparecencia en la Mostra no fue una excepción.

Con sus gafas de sol redondas y su camisa todavía abierta hasta medio pecho a pesar de sus setenta años, Celentano, al ser preguntado por la crisis de la compañía aérea italiana, se protegió: "Todas las respuestas que dé a continuación estarán influidas por el alto grado de ignorancia que yo tengo respecto a estos temas".

Sin embargo, luego entró a matar sin contemplación. Definió la situación en Italia como "un vértice político degenerado en el que no sólo está -el presidente del Gobierno italiano, Silvio- Berlusconi, sino también -el líder del Partido Demócrata, Walter- Veltroni".

Y así, añadió: "No me sorprendería si la derecha y la izquierda estuvieran haciendo un aparcamiento bajo la laguna", refiriéndose a Venecia, donde la película fue rodada y que definió "como la ciudad más bonita del mundo. Es como si fuera mi amante".

Su comentario iba dirigido a la polémica que envuelve al alcalde de Roma por la construcción de un aparcamiento en la colina del Pincio de Roma, el mirador que asoma desde el parque Villa Borghese a la Piazza del Popolo.

Críticas al poder italiano que también aparecen en el filme, exhibido hoy fuera de concurso en Venecia y como "evento especial", en el que la injusticia social es la protagonista en una historia que incluye la muerte en el trabajo de un obrero.

La película, protagonizada y dirigida por él mismo y en la que también aparece Charlotte Rampling, es para Celentano "un grito a la alegría por el amor de una mujer y un grito de dolor por la violencia con las mujeres", resumió.

Ahora que presenta la versión restaurada para editarla en DVD ha comprobado cómo su cóctel de ideales hippies y la ambición material, junto con su música, sus bailes imposibles y su cromatismo psicotrópico "convierten a la película en algo muy inocente y extraño que siempre será actual, no envejecerá nunca", aseguró.