Público
Público

Aído asegura que "no hay un mecanismo infalible" contra la violencia de género

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha asegurado hoy en Salamanca que la Ley Integral contra la Violencia de Género es "un buen instrumento" para la lucha contra el maltrato a las mujeres porque su aplicación es una respuesta "contundente" al problema, pero ha reconocido que "no hay un mecanismo infalible".

Aído ha realizado estas declaraciones durante la inauguración del Seminario de Fiscales especialistas en Violencia sobre la Mujer, que se celebra en Salamanca, en la que ha estado acompañada por la Fiscal de Sala Delegada de Violencia sobre la Mujer, Soledad Cazorla.

La ministra ha explicado ante los fiscales de género que no se puede avanzar en la aplicación de la ley si se cae "en el error de valorar la actuación respecto al número de víctimas mortales", pero ha matizado que "ese doloroso recuento" se tiene que tener presente para recordar "la magnitud del enemigo que tenemos enfrente".

Ha abogado por tener más presente "el número de mujeres y de familias que han conseguido salir de la espiral de horror" con la ayuda de la Justicia y ha resaltado que "en estos tres años ha mejorado la respuesta judicial" a los casos de violencia familiar.

En ese sentido, ha calificado de "cifras elocuentes" los resultados de la Ley Integral porque desde su entrada en funcionamiento los Juzgados de Violencia sobre la Mujer han dictado "84.000 órdenes de protección y casi 80.000 acusados fueron condenados por violencia de género".

Aído ha recordado que la ley tiene "una vocación de permanencia indudable" porque ha supuesto "un punto de inflexión en la manera de abordar un asunto como este" aunque "en realidad sólo hemos comenzado a trabajar en las posibilidades que presenta".

En ese sentido, ha explicado que se está trabajando en "conseguir una mayor coordinación en el ámbito sanitario, entre las unidades de valoración forense y los centros de atención sanitarios".

Además ha subrayado que el Gobierno también trabaja en "ofrecer medidas específicas para los colectivos de mujeres con especial vulnerabilidad, especialmente para las mujeres inmigrantes", cuyas cifras de casos mortales se han incrementado en los últimos tres años de forma significativa.

Entre esas medidas ha resaltado la "apuesta por el empleo, para lograr la integración" y el esfuerzo para "mejorar la educación, como medida de prevención entre los jóvenes y adolescentes" porque, a su juicio, la tutela judicial es "la última respuesta del sistema, cuando la prevención falla".

Bibiana Aído ha lamentado que "sólo el 2,7 por ciento de la población considera el maltrato de las mujeres como uno de los problemas más graves del país" y ha vaticinado que "llegará un tiempo en que la sociedad asuma que las relaciones humanas tienen que partir del respeto, la igualdad, la libertad y la dignidad de las personas".

La ministra de Igualdad ha reconocido que "tres años es un periodo demasiado breve para hacer una valoración del impacto de una la ley, por la complejidad del problema al que se enfrenta, que no es otra que la base cultural y estructural que representa este tipo de violencia y necesita tiempo para ir cambiando".

Aído ha asegurado que todavía "quedan muchas cosas por hacer" para el perfecto funcionamiento de la ley, entre las que ha citado el aumentar los recursos económicos para poder "garantizar la respuesta adecuada", y ha recordado que, "pese a los momentos de crisis económica por la que atravesamos, vamos a seguir aumentando las partidas económicas".