Público
Público

Al Asad visita Teherán con un ojo puesto en Irak y en la situación regional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente sirio, Bachar al Asad, inició hoy una visita oficial a Irán centrada en la cooperación económica y el análisis de la coyuntura internacional y regional, y en particular de la situación en Irak.

La visita concita un fuerte interés, ya que tiene lugar dos días después de que el ex presidente iraquí y aspirante la jefatura del Gobierno Ayad Alaui viajara a Damasco, donde sugirió a Al Asad que pidiera pedir a Irán "cesar su injerencia en los asuntos internos de Irak".

Días antes, Al Asad había expresado su "entusiasmo constante y su deseo de que Siria "establezca las mejores relaciones con Irak", país con el que mantuvo un fuerte enfrentamiento durante la dictadura del depuesto y después ejecutado presidente iraquí, Sadam Husein.

Al Asad verbalizó esta esperanza durante una reunión con el otro aspirante a la jefatura del Gobierno iraquí, el ex primer ministro, Nuri al Maliki, al que se cree más cercano a Irán.

Durante el encuentro, el mandatario sirio instó a la formación de un ejecutivo de unidad nacional que saque a Irak del bloqueo político y de Gobierno que padece desde las últimas elecciones parlamentarias, a lo que se opone el propio Alaui.

La visita de Al Asad coincide, asimismo, con la decisión del Gobierno de Berlín de aceptar que el mandatario sirio sea recibido por la canciller, Angela Merkel, si ése se presta a colaborar activa y seriamente en el proceso de paz para Oriente Medio.

Siria, sin embargo, ha expresado su pesimismo sobre la posibilidad de llegar a cualquier tipo de acuerdo con el actual Gobierno israelí.

Además, se produce dos semanas antes de que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, viaje al Líbano, en la que será su primera visita oficial a ese país desde que en 2005 fuera elegido.

Tanto Siria como el Líbano e Irán mantienen desde hace décadas una estrecha alianza, que sin embargo ha sufrido varios vaivenes en los últimos años.

Damasco y Teherán han apoyado durante décadas, política y logísticamente, al grupo chiíta libanés Hizbula (Partido de Dios) en su enfrentamiento armado contra el estado de Israel.

Ambos mandatarios ya se reunieron el pasado 18 de septiembre por espacio de un par de horas en el aeropuerto de la capital siria, donde discutieron la relación bilateral, la situación regional y la evolución internacional.

La prensa iraní destaca, sin embargo, la vertiente económica de la visita del presidente sirio, que viaja acompañado de su vicepresidente, Faruq al Shara, el ministro de Exteriores, Walid Mualen y el General Mohamad Nasif, asesor presidencial en temas militares.

"A parte de tratar las principales cuestiones internacionales y regionales, la relación bilateral, en particular la cooperación económica, encabeza la agenda", explicaron las televisiones estatales.

"En comercio entre los dos países ronda en la actualidad los 3.000 millones de dólares, cifra que se espera elevar hasta los 5.000 millones en un futuro próximo", agregó.

Antes de regresar a Damasco, Al Asad tiene previsto un encuentro con el líder supremo de la Revolución, ayatolá Alí Jameneí.