Público
Público

Alarte pide a Rajoy que limpie la cúpula del PP valenciano

Francisco Camps asegura asumir el caso "con tranquilidad y paz"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE valenciano pidió este viernes la celebración de un pleno 'extraordinario, urgente y monográfico' sobre la presunta implicación de Francisco Camps en la trama de corrupción investigada por el juez Garzón, cuya vertiente valenciana pasó a manos del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Jorge Alarte, secretario general del partido, pidió que Canal 9, la televisión autonómica, y todos sus medios asociados transmitan en directo el pleno: 'Los valencianos y las valencianas tenemos a escuchar las explicaciones del president', afirmó.

Alarte pidió a Mariano Rajoy que aclare si va a suspender a la dirección regional de su partido 'después del contenido del auto judicial que habla claramente de financiación irregular'. El dirigente socialista advirtió a Rajoy de que si mantiene 'en plenitud de funciones' a Camps quedará convertido en 'cómplice'. La oposición criticó la amistad entre Camps y Juan Luis de la Rúa, presidente del Tribunal Superior de Justicia valenciano, que ahora se ocupará de instruir la causa que afecta al líder conservador. Gloria Marcos, de IU, recordó que Camps 'ha reconocido públicamente que le une con De la Rúa una relación amistosa' y pidió que este se inhiba en el proceso. Mónica Oltra, portavoz del grupo Compromís, exigió la 'más exquisita imparcialidad: eso implica que ningún magistrado que mantenga una íntima amistad con el jefe del Consell, Francisco Camps, pueda tocar, ni tan solo acercarse, a esta causa', afirmó.

Por su parte, Francisco Camps, declaró por la mañana que asume con 'absoluta tranquilidad y paz' la implicación en la presunta trama de corrupción. No obstante, dijo estar 'indignado' por algunas informaciones publicadas. Fueron los únicos comentarios de Camps y su equipo de Gobierno respecto a este asunto.
El vicepresidente valenciano, Vicente Rambla, se negó a responder a las preguntas de los periodistas sobre los indicios de corrupción que enumera el auto de Garzón. Rambla aludió al 'proceso judicial en marcha' para justificar la ausencia de explicaciones políticas: 'Todas las cuestiones que tengan relación con estos hechos infundados se aclararán en las instancias que correspondan'.