Público
Público

El alcalde de Sueca asegura que el nivel de agua producido por las lluvias nunca se había conocido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Sueca, Joan Baldoví, ha asegurado que el nivel de agua alcanzado en las últimas horas a consecuencia de las lluvias, que han alcanzado los 330 litros por metro cuadrado en cuatro horas, "nunca se había conocido" en esta población y ha provocado grandes daños.

"Ahora queda por evaluar los daños, que son importantes", ha asegurado a EFE Baldoví, quien ha reclamado ayudas para paliar los daños al conseller de Gobernación, Serafín Castellano, que tiene previsto visitar Sueca esta mañana, al presidente de la Diputación, Alfonso Rus, y a la Delegación del Gobierno.

Baldoví ha señalado que la cantidad caída ayer en apenas cuatro horas, 330 litros por metro cuadrado, supera los 314 litros por metro cuadrado que en total han sumado los pluviómetros de Sueca durante los nueve primeros meses del año.

Protección Civil, la policía local y los bomberos han efectuado más de 70 emergencias, entre ellas el rescate de varios niños que se habían quedado incomunicados en una guardería, así como de un matrimonio y su hijo de corta edad que quedaron atrapados en su vehículo en el polígono industrial.

Una de las calles de Sueca más afectadas por las fuertes precipitaciones ha sido la del Sequial, junto a la plaza del Ayuntamiento, ya que el agua llegó a alcanzar un metro de altura e inundó numerosos comercios de esta céntrica vía de la localidad.

Los propietarios de un quiosco, una droguería, una peluquería y una exposición de muebles han coincido en señalar que lo ocurrido "ha sido impresionante" y que "jamás" habían conocido que las aguas alcanzaran esta altura.

Algunos agricultores estimaban que la cosecha del arroz, que comenzó esta semana, se verá mermada en un 50 por ciento a causa de la lluvia.

Ana, que vive en una casa próxima al cuartel de la Guardia Civil, ha asegurado que en "mis 46 años de casada no había visto nada igual". En su vivienda, una planta baja, el agua alcanzó medio metro y afectó a muebles, colchones y electrodomésticos.

Los efectivos de emergencias también tuvieron que achicar el agua de los sótanos del Centro de Salud de Sueca, que quedaron completamente anegados. La inundación provocó la pérdida de centenares de vacunas almacenadas y el corte del suministro eléctrico, lo que obligó a los facultativos a derivar a los enfermos al Hospital de Alzira.

Una vecina que se rompió una mano al caerse cuando achicaba agua se lamentaba de que no pudieran realizarle una radiografía y de que tampoco podía trasladarse al centro hospitalario de la Ribera porque la carretera se encontraba cortada.

Ante las dudas del vecindarios de que si algunas compuertas de los canales de riego podrían hallarse cerradas y agravaron la inundación, el alcalde ha asegurado que los guardas rurales comprobaron durante la tarde de ayer que todas las compuertas del Sequial y de la Acequia dels Arbres "estaban levantadas".