Público
Público

"Alemania superó su crisis por burbujas como la española"

Richard C. Koo. Economista jefe del banco Nomura. Tacha de injusto que Alemania critique a España por no haber hecho los deberes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía europea es la que sufre más las consecuencias del desendeudamiento del sector privado, huella inconfundible de lo que es la recesión de balance. Y España encabeza la lista de víctimas. La situación griega ha resultado ser diez veces peor porque la mayoría de los países han sido arrastrados por Alemania, el campeón de los recortes fiscales, que son la receta más dañina (lo sabemos por experiencia en Japón) para una recesión de balance'. Así describe la crisis, en un email enviado desde Tokio, Richard C. Koo, economista jefe del Nomura Research Institute. En la entrevista analiza los dos polos de esa crisis: Alemania vs. España.

El debate económico consiste en decir que Alemania tiene razón en imponer su política ante la crisis griega, mientras se repite que España no ha hecho sus deberes.

Se pueden entender los sentimientos de los alemanes, pero hay que completar esta historia. La crisis ha podido crecer al nivel actual por el colapso de la burbuja tecnológica en Alemania, en el año 2000. He aquí el punto de partida. La respuesta a ese pinchazo fue la política monetaria del BCE. Las familias alemanas y las empresas se endeudaron ampliamente entre 1998 y 2000, y ese pinchazo afectó los balances de manera significativa. Entre 2000 a 2005, el desendeudamiento y el ahorro de familias y empresas en Alemania ascendió al 11,9% del PIB. La pérdida de demanda desencadenó lo que se puede llamar una recesión de balance.

Y el BCE acudió en socorro de la economía alemana...

Sí. Jean-Claude Trichet pudo fardar de que jamás el Bundesbank había conseguido reducir los tipos hasta el 2%. Pero la verdad es que el pretendido éxito del BCE en contener las expectativas inflacionistas no fue tal. El problema es que Alemania había caído en una recesión de balance. Su economía no reaccionó ante esos tipos bajos porque el sector privado sólo hacía una cosa: reducir su deuda. Los precios de la vivienda cayeron y el crecimiento de la oferta monetaria se desaceleró hasta la mitad en otros países de la eurozona

Y comenzaron a inflarse las burbujas en países como España

Los recortes del BCE redujeron los costes de los préstamos en países como España, Irlanda, Portugal, Grecia e Italia, y se crearon grandes burbujas en el precio de los activos. Las burbujas de la vivienda en Europa siguieron los pasos de Estados Unidos cuando el entonces presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, rebajó los tipos en respuesta a la burbuja de internet. Hasta el punto de que el tamaño de las burbujas de Europa y EEUU son comparables.

Y el boom' económico o la burbuja consiguió sacar a Alemania de la recesión

Así fue. Las burbujas que surgieron con la rebaja de tipos del BCE salvaron a Alemania de la recesión de balance. Hasta el 2000, Alemania registraba un pequeño déficit comercial. En 2007 había pasado a Japón y China y disfrutaba del mayor superávit comercial del mundo.

Gracias a los países de la eurozona

Ahí están las cifras. Los países del euro representaban dos tercios de las exportaciones de Alemania a Europa.

Y a la competitividad de la producción alemana

La historia es más matizada. Alemania no se convirtió en supercompetitiva en materia de precios de la noche a la mañana. El superávit comercial de Alemania con EEUU aumentó sólo nominalmente durante ese periodo y registró firmes déficits con sus socios comerciales asiáticos.

¿Qué ocurrió entonces?

Si bien la rebaja de tipos del BCE no consiguió reanimar la economía alemana, concentrada como estaba en reducir el endeudamiento privado, las burbujas incrementaron la demanda de productos alemanes. Moraleja: Alemania se benefició más que nadie de la eurozona. Si no hubiese sido por Alemania, el BCE no hubiera bajado los tipos con tanta agresividad. Y las burbujas de la vivienda no hubiesen llegado tan lejos.

Alemania, por tanto, no tuvo que utilizar su política fiscal

Exacto. El déficit fiscal alemán creció, pero no de manera significativa tras explotar la burbuja tecnológica. Porque las burbujas en países como España sustituyeron el estímulo fiscal que los alemanes hubiesen tenido que aplicar. Y ya no digamos cómo ha aprovechado la banca alemana esa situación, que expandió su crédito y que hoy ostenta quizá la parte del león de los préstamos a economías como la española.

Por tanto, esta historia de no haber hecho los deberes es una tontería

Así es. Digamos que no se debe aceptar con tanta complacencia que Alemania pueda criticar a los países que han incurrido en déficit fiscal por la crisis. Y menos todavía que se dispare contra países, como España, que han aplicado estímulos fiscales.

Porque, como usted dice, la economía española está en recesión de balance...

Así es. Entre 2007 y 2009, el ahorro en el sector privado ha subido un 18,34% del PIB. La gente que había tomado préstamos y se gastaba mucho dinero comenzó a ahorrar. Una demanda privada equivalente en números redondos al 20% del PIB quedó fuera de juego. Esto es claramente una recesión de balance. Si el Gobierno español se hubiese quedado cruzado de brazos sin hacer nada, la economía podía haber sufrido una contracción del 18%, es decir, una caída de niveles de Gran Depresión. El Gobierno español respondió con un paquete de medidas que transformaron el superávit fiscal de 2007 en un déficit.

Con las exigencias de Maastricht aparte, la economía puede absorber más deuda pública...

La tasa de desempleo cercana al 20% no tiene que ver con reformas estructurales. Esa tasa refleja el hecho de que el sector privado nacional está pagando de manera colectiva y muy acelerada su deuda al tiempo que eleva su ahorro. Mientras, el Ejecutivo ha contraído deuda sólo por el 13% del PIB, lo que significa que la tasa de ahorro de España está en condiciones de absorber mucha más deuda del Gobierno. Por esto, el ajuste fiscal emprendido puede perpetuar la recesión de balance.