Público
Público

Algodón solidario y tonalidades cálidas brillan en la Feria de Moda de Tokio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Feria Internacional de la Moda de Tokio arrancó hoy con el objetivo solidario de potenciar el cultivo del algodón producido en Tohoku (noreste), una de las provincias más devastadas por el terremoto y tsunami del pasado 11 de marzo.

En la feria, organizada en el centro de convenciones Tokyo Big Sight hasta el próximo 27 de enero, participan cerca de 650 expositores de 17 países, entre los que figura España, Reino Unido, India o EEUU.

Una de las premisas de esta edición fue la de potenciar la producción y venta de artículos hechos con algodón de Tohoku, una de las provincias más afectadas por la tragedia de marzo.

En Tohoku el tsunami arrasó los cultivos de arroz, lo que impulsó la plantación de algodón, más sencillo de cultivar, que ha resultado en un producto "muy fino, de mucha calidad, similar al 'cashmere', y muy competitivo", dijo a Efe Tatsuya Murashige, uno de los organizadores del "Tohoku Cotton Project".

A pesar de que aún este año la cantidad de algodón recogido por las 40 empresas que participan en el proyecto es pequeña, en la feria se pudo ver un adelanto de productos fabricados con este producto solidario como ropa, pañuelos, calcetines o toallas.

La muestra sirvió también para conocer las prendas que vestirán a los japoneses de cara a la temporada primavera-verano, con la destacada presencia de tonos pastel y cálidos, como el amarillo, y gran variedad de blusas, complementos, chaquetas de cuero y calzado de piel.

Los expositores también mostraron ropa para hombre, en la que destacó la estética militar, moda infantil e incluso complementos para los "smartphones" y tabletas, y prendas y artículos para mascotas.

La vigésimo quinta edición de la feria, en la que se espera la presencia de cerca de 30.000 visitantes, sirve también como lugar de encuentro entre los productores y los distribuidores al por menor.

Uno de los expositores españoles, la firma catalana Desigual, repitió presencia en esta nueva edición de la feria para corresponder a la "muy buena respuesta" que tiene la marca en Japón, señaló a Efe Jordi Balsells, vicepresidente para Asia de la empresa.

Para Balsells, Japón es un mercado en el que la gente viste con un estilo muy internacional, aunque con la particularidad de mostrarse "mucho más exigentes" con la calidad de los productos.