Público
Público

El año de las tiras misteriosas

El kinesiotape se ha popularizado en 2008 como método preventivo en lesiones musculares y tendinosas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unas simples tiras de colores han acaparado más protagonismo en 2008 que cualquiera de las intervenciones quirúrgicas más sofisticadas. La medicina deportiva ha vivido este año la irrupción de una nueva estirpe de esparadrapos elásticos convertidos en el remedio mágico para las lesiones.

Lo cierto es que el kinesiotape como se denomina a esta variedad terapéutica es la gran novedad en el apartado de los tratamientos de músculos y tendones en el deporte de élite. El método ha ingresado con fuerza en el mundo de la rehabilitación y la medicina deportiva. Desarrolladas por el doctor Kenzo Kase hace 25 años en Japón, las misteriosas cintas de colores están revolucionando los vendajes terapéuticos.

Se trata de unas exclusivas cintas elásticas adhesivas, que han sido diseñadas imitando las propiedades de la piel y cuya finalidad es el tratamiento de lesiones musculares, pero también de problemas articulares, neurológicos y ligamentosos. Sus fabricantes incluyen también entre sus propiedades la reducción de la inflamación y el drenaje (eliminación) acumulaciones de líquidos (edema) y productos de desecho.

Son cintas elásticas adhesivas que imitan las propiedades de la piel y protegen del dolor

Desde la medicina deportiva, el kinesiotape se percibe como un elemento terapéutico más, una herramienta útil pero que no debe ser considerada la panacea de los dolores musculares. 'Nosotros lo utilizamos desde hace un año porque contribuye a disminuir el dolor. Es útil, sobre todo, en lesiones musculares, especialmente si son superficiales y no graves. También tiene utilidad en problemas de los tendones y en dolores de las articulaciones. Ayuda en los periodos de recuperación de las lesiones, pero no hay que engañarse: en los atletas, ni tratamos todo con esto ni sólo con esto'. Son palabras del doctor Juan Manuel Alonso, responsable médico de la Federación Internacional de Atletismo.

Elevar el umbral del dolor

¿Cómo se explica el mecanismo de acción del kinesiotape? ¿Por qué algo tan similar a un esparadrapo elástico aparece ahora como una gran novedad para aliviar y recuperar mejor las lesiones de los deportistas? 'En realidad indica el doctor Alonso, es como si intentáramos engañar al cerebro. Lo que hacemos es poner en tensión la piel y modificar la activación de los receptores del dolor (nociceptores). Todo se reduce a elevar el umbral de percepción del dolor: al fin y al cabo, es un tratamiento sintomático'.

Los médicos utilizan esta técnica terapéutica en lesiones musculares superficiales, no graves

El kinesiotaping implica vendar sobre los músculos cubriendo el resto de estructuras lesionadas con el fin de disminuir las tensiones que actúan sobre las zonas doloridas. Todos los vendajes derivados de este método se caracterizan por permitir al deportista una movilidad completa, al tiempo que protegen la articulación o músculo lesionado.

Este vendaje permite al deportista el desarrollo de la actividad aportando un refuerzo desde el punto de vista funcional. La segunda modalidad de esta técnica, bautizada como vendaje linfático, protege del sobreuso y ayuda a facilitar la circulación linfática las 24 horas del día. Esta segunda modalidad está indicada sobre todo en la etapa aguda de la rehabilitación.

Las técnicas correctivas incluyen vendajes con propiedades mecánicas, linfáticas, analgésicas, reeducativas y propioceptivas, y se utilizan tanto para ligamentos como para tendones, músculos, cápsulas articulares y cicatrices. Esta terapia se utiliza conjuntamente con otras terapias como la crioterapia (inmersión en temperaturas muy bajas), hidroterapia, masaje y estimulación eléctrica, entre otras.

Famosos tatuados

Los Juegos Olímpicos de Pekín fueron el gran escaparate de las nuevas cintas adhesivas. Fueron muchos los que se preguntaron el pasado mes de agosto por el misterioso tatuaje de bandas negras que lucía en el hombro la campeona olímpica de voley playa Kerri Walsh. No se trataba de un tatuaje, sino de una terapia específica para tratar sus dolores articulares.

Alex Mumbrú fue otro de los que contribuyeron a popularizar el kinesiotape en Pekín. El baloncestista del Real Madrid lució un aparatoso vendaje negro en el músculo deltoides derecho (articulación del hombro) que captó la atención de los aficionados. Pero en los Juegos también lo lucieron el velocista americano Spearmon, la tenista Venus Williams y la vallista jamaicana Foster-Hylton.

Fuera del escenario olímpico, otras dos estrellas del deporte han usado kinesiotape: David Beckham y Kobe Bryant. Sería imposible elegir mejores vehículos de publicidad.