Público
Público

El 'antenazo' del Gobierno costará a cada vivienda 300 euros

Unas 1,2 millones de familias deberán reorientar sus antenas para la nueva TDT

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de un millón de casas, bien sean viviendas individuales o edificios de vecinos, deberán reorientar sus antenas como consecuencia del antenazo del Gobierno, bautizado Plan del Dividendo Digital, si quieren seguir viendo televisión. El precio a pagar por cada casa será de unos 300 euros.

Los hogares españoles perderán la señal de los canales de televisión cuando éstos migren en los próximos meses, pero en algunos casos bastará para recuperar la señal con sintonizar de nuevo el televisor. Sin embargo, para 1,2 millones de viviendas, según datos del Gobierno, será necesario reorientar las antenas como consecuencia de un Plan cuya fecha límite es enero de 2014, según el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 21 de agosto.

Un portavoz de la Asociación de Telespectadores y Radioyentes ha señalado que las viviendas cuyas antenas se vean afectadas por la migración de canales de televisión deberán llamar a un antenista que las reoriente para volver a captar los canales desplazados en las ondas. Además, todas tendrán que volver a sintonizar los canales.

El PSOE critica al Gobierno por 'volver a dar la espalda' a la ciudadanía

'Las comunidades de vecinos que tengan contratado el mantenimiento de sus antenas obtendrán este servicio más barato que aquellas que tengan que llamar a un antenista. El precio de mercado por este servicio, que puede realizarse en un día, oscilará entre 100 y 500 euros', explica Esteban Bresba, antenista profesional. La oscilación de los precios obedece a factores como si los equipos instalados sirven o no, su estado o la necesidad de instalar o no cables u otros elementos, indica.

José Martín Machota, también antenista, señala por su lado que serán los menos aquellos edificios en los que el coste no se acerque a los 200 ó 300 euros. Ambos profesionales advierten además de que será conveniente para los usuarios avisar con tiempo a los antenistas a los que hayan de encargar el servicio, porque 'habrá un boom'. A este coste hay que sumar, además, el de sintonizar los canales desde el mismo aparato de televisión, algo que puede hacer el propio usuario pero que con frecuencia recae también en los antenistas a un precio estimado de unos 50 euros, explica Machota.

El Plan del Dividendo Digital supone que los canales de televisión cambien de frecuencia para dejar sitio a las emisiones de telefonía móvil de última generación. Aunque el plan ha supuesto ingresos de entre unos 1.700 millones de euros para el Estado, el coste del proceso de mover las antenas será asumido por los consumidores que se vean obligados a reorientarlas.

El plan ha supuesto ingresos de entre unos 1.700 millones de euros para el Estado

La Asociación de Telespectadores y Radioyentes y la Agrupación de Usuarios de la Televisión han coincidido en rechazar esta decisión del Gobierno, al igual que ha hecho el PSOE en boca de su secretaria de Participación, Redes e Innovación, María González Veracruz.

En una nota de prensa, Veracruz recuerda que el PSOE se había opuesto a esto con una enmienda a los últimos presupuestos generales del Estado. Según los socialistas, el Gobierno 'vuelve a dar la espalda' a la ciudadanía, que tendrá que 'cargar con el coste' de este proceso. Por el contrario, el anterior ejecutivo socialista se había comprometido a que lo recaudado por la subasta de frecuencias liberadas por la reordenación de éstas 'se destinara para que este ajuste tecnológico no costara ni un euro a la ciudadanía'.

La dirigente socialista lamenta que el PP 'rompa así con el compromiso del anterior ejecutivo socialista y eche sobre los hombros de muchos usuarios el coste de un proceso para el cual ya había fondos recaudados y que se suma así a la subida del IVA, al 'medicamentazo' o la subida del IRPF'.