Público
Público

Antich asegura que "si se necesitan más medios no vamos a escatimar y vamos a pedirlos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Govern, Francesc Antich, ha asegurado que es difícil prever cuándo se controlará el incendio declarado ayer en Benirrás (Ibiza) pero ha destacado la importancia del contingente que trabaja en su extinción y ha afirmado que: "si se necesitan más medios no vamos a escatimar y vamos a pedirlos".

"Es difícil de predecir cuándo podrá estar controlado del todo", ha asegurado Antich en declaraciones a Efe realizadas desde Ibiza, pero ha subrayado que "la buena noticia es que no hay víctimas" en este incendio que se declaró ayer en torno a las 17.30 horas en Cala Benirrás y que hasta el momento se ha extendido a entre 130 y 150 hectáreas.

Antich ha participado en un vuelo de reconocimiento que han hecho esta mañana los efectivos de extinción y ha asegurado que "realmente la zona que va hacia Sant Miquel está estabilizada y la que se dirige a Xarraca es la que está más activa".

El presidente ha explicado que la dificultad de la extinción radica en que "es una zona de muy dificultoso acceso y donde hay pinares de pino joven, precisamente producto de la recuperación de un anterior incendio ocurrido hace 15 o 18 años".

"Es la zona que en estos momentos tiene más dificultad y donde se están dirigiendo todas las energías, donde está trabajando en Ibanat, la UME y toda la fuerza aérea de la que disponemos en estos momentos", ha detallado.

El viento sopla moderado, con dirección al mar, de forma que "no plantea serios problemas", según Antich, pero es difícil prever si se mantendrá así "y por eso mismo también es difícil de predecir cuándo podrá estar controlado del todo" el fuego, ha señalado.

"Lo importante en estos momentos es que hay muchos medios trabajando y están realizando el trabajo que tienen que hacer", ha dicho.

Antich ha subrayado la relevancia del contingente que lucha contra las llamas, -con unos 300 miembros del Instituto Balear de la Naturaleza, los Bomberos de Ibiza y la Unidad Militar de Emergencias- y ha resaltado la participación de "12 aparatos entre helicópteros y aviones, algunos de ellos llegados desde Torrejón".

En opinión de Antich, el despliegue es el adecuado "sin perjuicio de la dificultad que tiene la zona donde el incendio está más activo en estos momentos".

"Están todos los medios aquí, los técnicos están permanentemente reunidos y si se necesitan más medios no vamos a escatimar y vamos a pedirlos, pero hay 102 personas de la UME trabajando aquí que se han trasladado esta noche desde Valencia, además de los refuerzos de aviones con 12 aparatos en total trabajando", ha incidido.

En opinión de Antich, "la buena noticia es que no hay víctimas" gracias a que se han ido desalojando las viviendas donde podía haber peligro. Ha recordado que los datos del departamento autonómico de Salud indican que solo hubo una intoxicación leve por humo, y dos quemados muy leves.

Ha señalado que, en este sentido, el momento más difícil se produjo ayer "con más de mil personas solo en la zona de la playa que se tuvieron que evacuar". "Agradezco a los particulares y a las instituciones el buen trabajo que se hizo en aquellos momentos", ha dicho Antich al respecto.

El presidente se trasladó ayer por la noche a Ibiza para conocer el alcance del incendio y de los trabajos de extinción y su intención, en función de cómo evolucione la situación, es permanecer en la isla "e intentar ayudar y colaborar para que esto se controle lo más rápidamente posible".