Público
Público

Antich baraja un adelanto electoral en Illes Balears

La dimisión del conseller de Unió Mallorquina Miquel Nadal, imputado en dos casos de corrupción, pone contra las cuerdas el pacto de gobierno. Es el noveno cargo de UM bajo sospecha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los casos de corrupción que sacuden a dirigentes de Unió Mallorquina (UM) amenazan con llevarse por delante el Consell que dirige el socialista Francesc Antich. Ayer, tras la reunión de la Ejecutiva del Partido Socialista de les Illes Balears (PSIB), el president admitió que el pacto que soporta su Gobierno, aunque no se ha roto, está pasando por 'dificultades muy graves'. Será tras la reunión que mantendrá hoy con todas las fuerzas políticas del archipiélago cuando decida si es posible 'recomponer la estabilidad'. En caso contrario, Antichseñaló que no descarta convocar elecciones anticipadas.

El último escándalo que ha golpeado al Govern ha tenido como protagonista a Miquel Nadal, de UM. El conseller de Turismo anunció ayer su decisión 'irrevocable' de abandonar el Gobierno. La dimisión se produce la misma semana en la que se ha conocido su imputación en la operación Maquillaje, que investiga el desvío irregular de fondos públicos desde la televisión insular de Mallorca hacia su formación.

El president se reúne hoy con todas las fuerzas en busca de acuerdos

No es el primer caso de corrupción en el cual se ve envuelto Nadal. El ex conseller está imputado en el caso Can Domenge, en el que se investiga por qué un solar público se vendió por la mitad de su valor cuando UM gobernaba el Consell de Mallorca.

Nadal aseguró que no dimite por sus imputaciones, que le parecen 'exageradas', sino por su familia, y defendió que los casos en los cuales está implicado son 'falsos' y que así quedará 'demostrado' cuando pueda 'declarar y aclarar' ante el juez. El aún concejal en el Ayuntamiento de Palma, cargo del que no ha dimitido porque tiene, dijo, un 'compromiso' con los ciudadanos con el que quiere 'cumplir', se mostró arrepentido de no haber tomado esta decisión cuando se inició lo que considera una 'persecución política'. Una acción que no llevó a cabo, se excusó, porque el presidente Antich y el líder de su formación, Miquel Àngel Flaquer, también imputado en la Operación Maquillaje y Can Domenge, así se lo pidieron.

El Bloc per Mallorca exige para seguir que dimitan todos los implicados

Otro conseller del partido regionalista, en este caso el de Medi Ambient, Miquel Ángel Grimalt, estudiaba ayer seguir los pasos de su compañero tras haber sido imputado también en la Operación Maquillaje.

Cabe recordar que nueve cargos de Unió Mallorquina permanecen imputados en cuatro presuntos casos de corrupción abiertos. Bartomeu Vicens suma tres imputaciones: en la Operación Maquillaje, en el citado caso Can Domenge y en la causa Son Oms, que hace referencia al supuesto cobro de comisiones por la recalificación durante la legislatura pasada de un solar palmesano del mismo nombre. En esta última causa también están imputados el ex secretario general de UM, Damià Nicolau, y quien fuera president del Consell de Mallorca y del Parlament por UM, Maximilià Morales.

También la actual presidenta de la Cámara autonómica, Maria Antonia Munar tiene dos causas en curso: la de Can Domenge y la operación Maquillaje. Por último, el caso Peaje afecta al conseller insular de Obras Públicas, Antoni Pasqual y su director insular, Gonzalo Aguiar. Se investiga el desvío de fondos públicos de la institución insular, para el desdoblamiento de la carretera Palma-Manacor, a fines privados, durante la legislatura pasada.

Grimalt, otro conseller de UM imputado, también estudia dimitir

Nadal es el segundo conseller de Turismo que pierde la comunidad en dos años, después que el primero, Francesc Buils, dimitiera por desacuerdos internos con su formación, UM. Nadal, entonces presidente del partido, le sustituyó. La portavoz de esta formación, Catalina Julve, reiteró, tras reunirse ayer la Ejecutiva, que el partido 'apuesta' por la 'estabilidad' del Pacto y por anteponer el 'diálogo' a los 'intereses de partido'.

También apuesta por la continuidad del Govern el Bloc per Mallorca, aunque con condiciones. Su portavoz, Biel Barceló, pide la dimisión de los consellers imputados y que se deje de dar 'balones de oxígeno' al PP.

Rajoy achaca los problemas a un pacto hecho contra el PP

El presidente del PP nacional, Mariano Rajoy, criticó por su parte que el Govern balear esté 'todo el día en disputas y peleas' y que se ocupe 'más de sus propios problemas que del interés general de los ciudadanos'. Así lo manifestó el dirigente conservador al ser cuestionado por el Pacte Balear formado por Partido Socialista de las Islas Baleares (PSIB), Bloc y Unió Mallorquina (UM) durante su visita a Fuerteventura. El líder del PP recordó que tras las elecciones 'hubo una coalición de un sinfín de partidos de ideologías diferentes con el único objetivo de que el PP, que había logrado la mayoría, no gobernara'. Esas situaciones, apuntó, producen 'gobierno malos'.

El ex president balear Jaume Matas (PP) paga con dinero negro. Un electricista que declaró ayer como testigo ante el juez José Castro, encargado de las investigaciones en torno a la construcción del velódromo Palma Arena y al presunto incremento ilícito del patrimonio de Matas, afirmó que cobró 60.000 euros en metálico y sin factura por los trabajos que llevó a cabo en la vivienda del ex president en el casco antiguo de Palma. Fuentes jurídicas consultadas por Ep señalaron que un carpintero que también declaró ante el juez y que realizó varias labores en la residencia del ex jefe del Ejecutivo autonómico aseguró igualmente haber cobrado dinero negro por estos trabajos. Estas comparecencias se suman a las que el magistrado está llevando a cabo para esclarecer las presuntas irregularidades en la compra del palacete y su reforma. Así, el constructor Juan Serra afirmó en noviembre ante el juez que Matas le entregó, a través de su cuñado Fernando Areal, 70.000 euros en negro al comienzo de las obras de reforma que efectuó en el palacete, del total de 162.000 euros que percibió una vez finalizados los trabajos. Areal también se encuentra imputado en este procedimiento judicial.