Público
Público

Antonio Pereira, Medalla de Oro de León a título póstumo por la defensa de los valores culturales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor Antonio Pereira ha recibido hoy, a título póstumo, la medalla de oro de la provincia de León, en reconocimiento a la defensa de los valores culturales y artísticos, una distinción que ha recogido su viuda, Úrsula Rodríguez, de la mano de la presidenta de la diputación leonesa, Isabel Carrasco.

La medalla de oro reconoce así a un cuentista de referencia del siglo XX en España, como ha señalado Carrasco en el acto de entrega de la condecoración, en el que estaban presentes, además de su viuda, familiares, amigos y un gran número de autoridades.

Al homenaje se ha adherido el presidente de la Comunidad Autónoma, Juan Vicente Herrera, quien ha enviado una salutación a los asistentes, expresando su respeto y admiración por el escritor recientemente fallecido.

La presidenta de la institución leonesa ha definido a Pereira como "un lúcido autor, brillante y apreciado contador de historias, auténtico, único, ingenioso, sorprendente, con gran capacidad de fabular, berciano entrañable y tertuliano animado y divertido capaz de atraer la atención de la audiencia".

La viuda de Pereira ha leído emocionada y nerviosa en el acto de entrega de la medalla de oro un breve poema del autor, recordando así el legado literario que dejó su marido.

Antonio Pereira, que nació en Villafranca del Bierzo (León) el 13 de junio de 1923 y falleció el día 25 del pasado mes de abril, está considerado como uno de los mejores escritores españoles de relatos cortos.

Entre sus numerosas obras figuran "Las ciudades de poniente", "Cuentos de la Cábila", "Relatos sin fronteras" o "Picassos en el desván".

Aunque se inició en la letras dentro de la poesía y es autor de dos novelas, la obra literaria de Pereira se centró en el relato breve, que abrió en 1966 con la publicación de "Una ventana a la carretera", con el que obtuvo el Premio Leopoldo Alas.

Galardonado en 1988 con el Premio Fastenrath de la Academia de la Lengua y en 1999 con el Castilla y León de las Letras, Pereira ocupa un lugar destacado en la narrativa de la segunda mitad del siglo XX como uno de los más consumados y brillantes autores dentro del género del cuento.