Público
Público

El apagón se alarga en 80 centros de seis autonomías

Zaragoza, la ciudad más grande de la fase I, tendrá señal analógica hasta el día 13

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El proceso de apagón de la señal analógica de televisión previsto para primera fase del Plan de Transición a la televisión digital terrestre (TDT), iniciado ayer en trece comunidades, Ceuta y Melilla, se prolongará durante varios días, y en algunos casos hasta mediados de mes, en varias zonas de seis autonomías.

De hecho, la capital más grande que formaba parte de esta primera fase, Zaragoza, tendrá señal analógica hasta el 13 de julio, mientras que el centro emisor de Sant Celoni, en Barcelona, la mantendrá hasta el 17 de julio y el de Ciutadella, en Menorca, hasta el 10 de julio. En general, hay 80 centros emisores de seis comunidades (Castilla-La Mancha, Madrid, Catalunya, Baleares, Aragón y Murcia) que no culminaron ayer el apagón. Estos centros están dentro de siete proyectos técnicos que afectan a una población global de dos millones de personas, si bien otros 42 centros emisores de estas mismas áreas sí finalizaron ayer la desconexión.

El Ministerio de Industria descartó ayer que exista ningún retraso sobre lo previsto y recalcó que el apagado estaba pensado desde el principio como 'un proceso escalonado'.

Según fuentes de este departamento, el hecho de que haya zonas que se desconecten unos días más tarde se debe a razones 'estrictamente técnicas', ya que es proceso muy complejo. Por su parte, Pedro Linares, director de Tecnología de la operadora de infraestructuras Abertis, indicó que a lo largo del día de ayer no hubo problemas importantes, si bien cabe esperar que haya incidencias porque 'es imposible asegurar que la cobertura digital sea exactamente igual que la analógica'.

Por otro lado, el Comité de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) anunció ayer que presentará una demanda civil porque los descodificadores incluidos en el plan de apoyo a estos colectivos carecen de las necesarias condiciones de accesibilidad.

Industria reconoció que los sintonizadores 'no cubren todas las necesidades' de estas personas, pero aseguró que ya está trabajando en el desarrollo de aplicaciones específicas para las personas con discapacidad.