Público
Público

Aplazan juicio por terrorismo contra el clérigo islamista Bashir en Indonesia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder espiritual del grupo radical Yemaa Islamiya, el brazo de Al Qaeda en el Sudeste Asiático, se sentó hoy en el banquillo de los acusados por varios cargos de terrorismo que pueden acarrear la pena de muerte, aunque minutos después la vista fue aplazada por el tribunal por un tecnicismo.

Abu Bakar Bashir se enfrenta a la pena capital por, presuntamente, haber planeado ataques terroristas, ayudado a financiar una célula extremista en la región de Aceh y reclutar combatientes para la "guerra santa" en Indonesia.

Según la fiscalía, el acusado y sus acólitos querían perpetrar atentados terroristas contra intereses occidentales y objetivos políticos en Yakarta.

La primera vista del juicio contra el clérigo, de 72 años, fue suspendida a raíz de que los abogados de la defensa argumentaran que se había producido un error en el procedimiento al entregar al acusado la citación judicial con posterioridad a lo estipulado por el código penal.

El presidente del Tribunal de Justicia del distrito sur de Yakarta, Hwerri Swantoro, aceptó que se había cometido el error y emplazó al acusado a comparecer a la vista del próximo lunes, dijo a la prensa Achmad Michdan, abogado de Bashir.

Horas antes de que el líder espiritual de la Yemaa Islamiya llegara al tribunal custodiado por decenas de agentes, la Policía desplegó a cerca de un millar de efectivos alrededor de las dependencias judiciales para prevenir actos violentos por parte de los seguidores de Bashir.

La muchedumbre fue convocada por organizaciones como la Yemaa Ansharut Tauhid, fundada por el líder integrista en 2008 y que proclama que este proceso judicial es una conspiración de Estados Unidos para encarcelar al religioso.

Centenares de personas se concentraron en las proximidades del juzgado para reivindicar la figura de Bashir y seguir el juicio por una pantalla gigante colocada en el exterior, después de forcejear con la Policía para lograr entrar en el recinto.

Está previsto que comparezcan 138 testigos citados por la fiscalía en el juicio, en el que Bashir se enfrenta a siete cargos diferentes que podrían suponerle una sentencia mínima de tres años en prisión o la máxima de la pena capital en la nación de mayor población musulmana del mundo.

El clérigo radical ya pasó más de dos años entre rejas por instigar los ataques de Bali en 2002 desde la madraza o escuela islámica "Ngruki", que administra en la isla de Java y donde se formaron tres de los suicidas de aquellos atentados, que causaron 202 muertos.

En varias ocasiones, el detenido ha acusado a los servicios de inteligencia de Estados Unidos de estar detrás de algunos de los atentados islamistas perpetrados en suelo indonesio.

Bashir fue detenido en agosto del año pasado después de que la Policía indonesia desmantelara la célula de Aceh y arrestara a más de un centenar de supuestos miembros, muchos de los cuales siguen encerrados.

La Yemaa Islamiya, el eslabón regional de Al Qaeda, fue fundada en 1995 para crear un califato islámico en Indonesia, Malasia, Singapur y el sur de Filipinas y Tailandia, y se le atribuyen la mayoría de los atentados perpetrados en la última década en el Sudeste Asiático.