Público
Público

Aralar acusa al PP y al PSN de "dar cobertura ideológica" a Falange en Navarra

Acusan al Estado de tener "diferentes varas de medir" al permitir que este tipo de grupos concurra a las elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El coordinador de Aralar en Navarra, Txentxo Jiménez, ha afirmado que la proliferación de los ataques realizados y firmados por el grupo Falange en Navarra 'tiene su caldo de cultivo en la cobertura política de los mensajes excluyentes y de pensamiento único que los partidos de la derecha o incluso el propio PSN están realizando día a día contra todos aquellos que no piensan como ellos'.

En este sentido, Jiménez ha argumentado en un comunicado que 'el ataque a todo lo vasco o la negativa a ser tajante en la denuncia del régimen anterior y el reconocimiento de sus victimas son las condiciones necesarias para el cultivo de los ataques fascistas'.

Jiménez ha asegurado que estas agresiones 'se están extendiendo por Navarra y adquiriendo cada vez una mayor regularidad'. Así, ha recordado que junto a los ataques realizados en estos días, 'desde hace meses éstos ya se han venido produciendo contra los ayuntamientos de Lesaka, Bera o Baztan o contra cargos públicos y particulares de diferentes ayuntamientos'.

Por ello, Jiménez ha valorado que estas acciones 'están organizadas'. 'Prueba de ello es han arrancado la placa en conmemoración a los esclavos del franquismo que el grupo Memoriaren Bidean había colocado en Salazar y ha sido hallada en el cementerio de Aizoain donde ha sido igualmente atacada la placa colocada en conmemoración de los muertos del fuerte San Cristóbal'.

Por otro lado, Aralar manifestó su 'sorpresa' por la 'pasividad policial' a la hora de actuar y detener a los responsables de estas amenazas. Así, ha criticado que 'todavía está pendiente que el consejero de Interior del Gobierno de Navarra, Javier Caballero, explique las actuaciones que se comprometió a realizar ante los anteriores ataques realizados en Baztan y Bortzirik'.

Por último, Jiménez ha puesto de relieve la 'facilidad y normalidad con que la Falange Española ataca y amenaza a ciudadanos e instituciones y concurre con toda normalidad a las elecciones, como se pudo constatar en las ultimas elecciones europeas, estando sus papeletas en todas las mesas electorales'.

Según ha concluído, este hecho 'deja en evidencia las diferentes varas de medir que el Estado y el sistema establecen en relación a quienes comparten o no el sistema establecido'.