Público
Público

Argentina no descarta expropiar Aerolíneas si no hay un acuerdo con Marsans

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gobierno argentino no descartó hoy expropiar Aerolíneas Argentinas al grupo español Marsans, con el que hace un mes firmó un acuerdo para que las acciones de la compañía retornen a manos del Estado.

El secretario de Transporte argentino, Ricardo Jaime, afirmó que se debe "llegar a un acuerdo" con Marsans por el precio del 94,41 por ciento de Aerolíneas y del 97 por ciento de su subsidiaria de cabotaje Austral, que acumulan deudas por 890 millones de dólares y prácticamente no tiene activos.

En un acta firmada por las partes en julio pasado, se estableció que cada parte hará su auditoría para fijar los valores y, en caso de no ponerse de acuerdo, podrán acudir a una tasación independiente a realizar por un auditor internacional, cuya valoración sería inapelable.

Sin embargo, el gobierno envió al Parlamento un proyecto de ley, que ya fue aprobado en la Cámara de Diputados y que ahora será debatido por el Senado, que establece que será el Congreso el que tendrá la última palabra para convalidar o no el precio que el Estado pagará por esas acciones.

Los diputados eliminaron de la iniciativa original un artículo por el que se daba el visto bueno y se incluía con fuerza de ley el acta firmada con Marsans.

"Creemos que Marsans tiene que entender cuál es la realidad. Si no es así, el Congreso tendrá la posibilidad de no aprobar cuál es el precio y determinar cuál es la instancia posterior, y evidentemente puede ser la expropiación, pero esto tendrá que hacerse mediante la aprobación de otra ley", dijo Jaime en declaraciones a radio Mitre de Buenos Aires.

Fuentes de Marsans citadas hoy por la prensa local consideraron que, pese a la exclusión del acta del articulado del proyecto de ley, para el grupo español ese acuerdo con el gobierno de Cristina Fernández "está vigente".

La oposición ha rechazado la posibilidad de que el Estado se haga cargo de una deuda millonaria originada por un grupo privado y ha propuesto, en cambio, la creación de una nueva empresa que absorba a los 9.000 trabajadores y las rutas de Aerolíneas.

Jaime criticó hoy esa posibilidad pues, entre otros argumentos que dio, una nueva compañía tardaría meses en armar una flota.

El funcionario indicó que este viernes viajó a Brasil con el ministro de Planificación argentino, Julio de Vido, para iniciar los trámites para comprar aviones a la fabricante brasileña Embraer.