Público
Público

Arrancan las terceras rebajas veraniegas con crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comunidad de Madrid es la primera región en iniciar la temporada de rebajas, en las que los ciudadanos gastarán una media de 90 euros por persona, desde hoy hasta el 21 de septiembre. Según la patronal de comercio textil 'a pesar de que los ciudadanos han reducido sus gastos por la situación de crisis que atravesamos', auguran que un alto porcentaje de la población ha reservado un presupuesto para gastar en estas rebajas y responder a las ofertas y descuentos agresivos de los últimos años.

Ante el inicio de la temporada de rebajas de verano, la Federación de Consumidores FACUA ha pedido una campaña de inspección para evitar e identificar posibles abusos sobre los consumidores. En un comunicado, centran la campaña en la realización de muestreos de precios 'que posteriormente permitan verificar si los descuentos anunciados son reales'.

En rebajas se deben exigir las mismas condiciones de compra que en temporada

Según Facua, 'existen establecimientos que pueden vulnerar los derechos de los consumidores e incurrir en competencia desleal falseando descuentos' pues 'la falta de inspecciones en agosto provoca que las autoridades de Consumo no detecten este incumplimiento de la normativa'. Por lo que entienden como imprescindible que las comunidades autónomas se impliquen en una segunda campaña de inspección para que los comercios cumplan la normativa vigente.

Para la Unión de Consumidores de España (UCE), es importante recordar a los consumidores que los productos rebajados están sujetos a 'las mismas condiciones de compra' que el resto del año, por lo que debe exigir 'la misma calidad, la mismas condiciones de pago e idénticas políticas de devolución'. Durante las rebajas los problemas con las devoluciones son los que provocan mayor número de reclamaciones entre los consumidores.

Por su parte, el portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid  ha recordado que un artículo en mal estado, con taras o estropeado 'no está de rebajas sino que es un saldo', sin olvidar que 'el precio rebajado debe aparecer junto al precio anterior, tanto en las etiquetas del producto como en las de los escaparates'.