Público
Público

Asad: "Siria sufre una conspiración ideada en el extranjero"

El presidente sirio, en su primer discurso en dos meses, habla de una nuevas reformas para "las personas que protestan legítimamente"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente sirio, Bachar al Asad, insitió este lunes en su primer discurso a la nación en dos meses, en que las revueltas que se viven en su país han sido 'ideadas desde el extranjero' y anunció más mano dura contra los 'extremistas que combaten las instituciones del Estado'.

En la mañana que la UE anunció la aprobación de una nueva batería de sanciones, Asad definió el momento que vive Siria como 'clave para nuestra historia' y se dijo dispuesto a combatir a los 'gérmenes que han nacido entre nosotros y fuera del país'.

Unos gérmenes que según el presidente sirio hay que diferenciar en dos grupos: los manifestantes que 'piden legítimamente reformas, a los que debemos escuchar y ayudar' y los que ha denominado como 'los saboteadores', influenciados por el extranjero.

Según Asad, el Estado está buscando a 64.000 personas por cometer actos 'vandálicos', lo que 'equivale a todo un Ejército', dijo, antes de volver a referirse a los supuestos 'grupos de hombres armados que llevaron a cabo la matanza de Yisr al Shugur. Ellos 'tenían armas sofisticadas y potentes medios de comunicación', insistió.

Además, el presidente sirio se refirió a un tercer grupo de personas que estarían desestabilizando el país, 'intelectuales extremistas y blasfemos que se están casusando el caos en el nombre de la libertad'.

A partir de este punto, Asad ha repasado las reformas que según él ha aplicado ya y esas que están por llegar. 'En el menor tiempo posible, un mes o dos, tendrá lugar una reunión que inaugure el diálogo nacional, a nivel político y social, y que represente a todos los sectores de la sociedad', aseguró.

Asad ha prometido una reforma constitucional y la apertura de una ronda de diálogo a nivel nacional También propuso la 'revisión de la Constitución ya que algunos de sus puntos tendrán que ser cambiados', anunció unas elecciones parlamentarias en agosto para que haya 'más partidos que tengan participación en las decisiones' del Estado y habló de la creación de un comité para combatir la corrupción, que según Asad 'no se encuentra en las capas más altas de la sociedad, sino en esas más bajas'. 

El presidente sirio dijo haberse estado reuniendo con mucha gente en las últimas semanas que le han 'enriquecido' y le han 'mostrado su amor' y pidió ayuda a los ciudadanos 'para poder tomar decisiones que tengan en cuenta las peticiones de estas personas'.

'No he conocido a una sola persona que se oponga a las reformas. Lo que estamos intentando hacer ahora es asegurar el futuro. Todo lo que hagamos tendrá consecuencias en las generaciones venideras y queremos asegurar que ese diálogo nacional tenga el mayor número de representantes', proclamó.

Según informó esta mañana el Gobierno turco, la represión violenta del régimen sirio ha provocado que en apenas diez días un total de 10.639 se hayan desplazado a la frontera pidiendo auxilio. En un comunicado, la Oficina de Situación de Desastres y Emergencia (AFAD) precisó que 285 sirios regresaron a su país de los campamentos levantados por las autoridades turcas, mientras que otros 771 entraron la pasada noche en esas instalaciones.

El goteo de refugiados sirios a Turquía es mayor que el número de los desplazados que deciden volver, agregó AFAD, tras precisar que hasta ahora se han establecido cinco campamentos con tiendas de campaña en la provincia de Hatay, limítrofe con Siria.

Por otra parte, ha descendido hasta 55 el número de refugiados ingresados en los hospitales de Hatay, de los que 15 son personas acompañantes. EFE