Publicado: 21.07.2014 20:03 |Actualizado: 21.07.2014 20:03

La asistenta del presidente de Gowex dice que percibió 300 euros por ser testaferro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La empleada de hogar del expresidente de Gowex, Jenaro García, ha asegurado hoy al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que recibió 300 euros por estampar su firma como administradora de varias de las sociedades que usó su jefe para falsear las cuentas de la empresa de redes wifi.

Este lunes han comparecido como imputados tres testaferros de una veintena de sociedades "pantalla", con las que Jenaro García sostuvo las cuentas de Gowex, emitiendo facturas falsas para manipular sus resultados durante la última década, a los que el magistrado ha dejado en libertad sin medidas cautelares. Según han informado fuentes jurídicas, una de esas administradoras, Guadalupe Esmeralda Almeida, a quien Pedraz sitúa al frente de las sociedades R.I. Tic Broker, CI Netcom TIC Broker Group o FM Twenty- One Telecom Network, ha explicado que fue contratada para hacer las tareas de la casa por el matrimonio de Jerardo García y Florencia Maté.

Fue ésta última, ha señalado, quien le comentó que iban a montar una empresa y que necesitaban trabajadores. Así, ha precisado que fue citada por el consejero Francisco Martínez Marugán -que se encuentra en libertad bajo fianza de 50.000 euros- y que éste la llevó una sola vez al notario y varios bancos para firmar diversos documentos, recibiendo una retribución de 300 euros.

Por su parte, Javier Martín Vaquero, administrador, entre otras, de K10 Market Medios Publicitarios, Esperada de Inversiones y Consultoría Asesoría y Comunicaciones, también ha apuntado a Martínez Marugán, al que conoció en la Universidad y con el que retomó el contacto tras encontrarse un día con él en un centro comercial. Un tiempo después, el director financiero de Gowex le llamó por teléfono y le ofreció un puesto de trabajo en la empresa de redes wifi, tras lo cual fue presentado a Jenaro García, que dio el visto bueno a su contratación.

De esta forma, le facilitaron un despacho en el edificio de oficinas Regus, después de hacerle firmar hasta diez escrituras de otras tantas sociedades. Sin embargo, solo trabajó "haciendo fotocopias" en Gowex durante tres meses, ya que decidió marcharse porque no le pagaban. También declaró otro de los testaferros, Antonio Salmerón, que figura como administrador de Panel Consulting y Solutions y Line Informática, sociedades que a su vez eran dos de los tres principales clientes de la división de Netcom de Gowex. Salmerón ha relatado que levantó estas dos empresas de informática con Martinez Marugan, al que conocía desde pequeño, pero que estaban inactivas desde 2010.

Asimismo, ha afirmado que desconocía que se hubieran utilizado como sociedades "pantalla". Hoy estaba llamado a declarar un cuarto testaferro, Juan Cañamero González, administrador de SeaSunTel, al que la Policía sitúa desde hace un año y medio fuera de España, de donde se marchó por problemas económicos, por lo que no ha podido recibir su citación.

Además de los testaferros, el juez mantiene imputados a otras seis personas, entre ellos al propio García, que se encuentra en libertad bajo fianza de 600.000 euros; su mujer, que deberá declarar el próximo lunes, así como Martínez Marugán y el consejero Javier Solsona Piera, que quedó en libertad sin medidas cautelares el pasado viernes. También están imputados el auditor de M&A José Antonio Díaz Villanueva, en libertad bajo fianza de 200.000 euros por "dar cobertura" al maquillaje contable de Gowex con su trabajo, y el exconsejero Ricardo Moreno Warleta, que deberá comparecer el día 28 de julio.