Público
Público

El atacante nigeriano había cortado el contacto con su familia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La familia de un hombre nigeriano que trató de hacer estallar un avión estadounidense de pasajeros dijo el lunes que había perdido contacto con él mientras estudiaba en el extranjero, y había informado de su desaparición a algunas agencias de seguridad hace dos meses.

Umar Faruk Abdulmutalab, de 23 años, fue acusado el sábado en Estados Unidos de tratar de hacer explotar el vuelo 253 de Northwest Airlines en Navidad, cuando se acercaba a Detroit procedente de Amsterdam con casi 300 personas a bordo.

"Su padre, habiéndose preocupado por su desaparición y el cese de comunicaciones mientras estudiaba en el extranjero, denunció el asunto a las agencias de seguridad nigerianas hace unos dos meses y a algunas agencias de seguridad foráneas hace un mes y medio", dijo la familia del sujeto en un comunicado.

"La desaparición y cese de comunicaciones que preocupó a su madre y a su padre (...) son completamente atípicas y un acontecimiento muy reciente", señaló el comunicado de la familia, enviado a medios nigerianos.

Los medios habían citado a miembros de la familia diciendo que su padre estaba incómodo con "los puntos de vista religiosos extremistas" de su hijo y le había denunciado ante la embajada de EEUU en la capital nigeriana, Abuya, y a las agencias de seguridad.

Abdulmutalab, hijo de un respetado ex banquero, comenzó su viaje a Detroit en Lagos (Nigeria), donde abordó un vuelo de KLM hacia Amsterdam y siguió camino hacia Estados Unidos en el aeropuerto de Schiphol como pasajero en tránsito.

El acusado fue educado en una escuela de Lomé, capital de Togo, antes de estudiar ingeniería en la University College London (UCL), donde cursó hasta junio del 2008.

¿PRESUNTO CÓMPLICE?

Mientras, en Holanda, la policía militar está investigando la posibilidad de que un cómplice le ayudara, dijo el lunes un portavoz.

Una pareja estadounidense a bordo del avión, Kurt y Lori Haskell, dijo a Reuters y otras agencias de noticias que vieron a un hombre alto y bien vestido, de unos 50 años, con el sospechoso el lunes por la mañana en el aeropuerto holandés.

Los Haskells alegan que el hombre habló en nombre de Abdulmutalab y trató de que subiera al vuelo 253 de Northwest sin pasaporte.

"De momento no tenemos información sobre si había otra persona", dijo un portavoz de la policía militar. "Estamos investigando todas las pistas e informaciones que tenemos".

El portavoz añadió que la policía militar y la agencia antiterrorista NCTb estaban revisando las cámaras del circuito cerrado y otras pruebas para comprobar la historia del presunto cómplice.

La policía militar ya ha dicho que Abdulmutalab no pasó el control de pasaportes en Schiphol cuando llegó de Lagos.

Pero el portavoz indicó que sería muy improbable que el hombre pudiera subir al avión sin enseñar el pasaporte en algún punto del proceso de embarque.